Una web de INFORMA D&B S.A.

Gestión financiera

Cómo preparar la web de tu empresa para la exportación

24 febrero, 2013
Por: Juan Antonio de la Cruz
empresaactual informacion de empresas

Mercados Internacionales

Son muchos los retos que es preciso superar a la hora de abrir mercados exteriores para las pequeñas empresas. A pesar de ello, gracias a la tecnología e Internet, es posible que cualquier empresa pueda abrir mercados en el exterior aunque su presupuesto de márketing sea modesto. De hecho, una de las formas más efectivas de traspasar las fronteras es la más sencilla de todas: El uso del propio web de la empresa, ya sea a través del eCommerce o como una plataforma de generación de leads. A continuación proponemos algunos consejos para preparar la web de tu empresa para el mercado exterior.

1. Internacionaliza el contenido del Web

Las probabilidades de compra en el web aumentan si el sitio está en el idioma del cliente. Para una pequeña empresa, generar contenido en otros idiomas puede ser particularmente costoso. Una forma de mantener estos costes bajo control es usar el inglés como primer idioma para traducir y adicionalmente traducir sólo los idiomas de mercados donde se tengan más intereses. Las empresas de tradución están reaccionando a esta necesidad y algunas como Gala ya ofrecen servicios ad-hoc de traducción de contenidos web. En caso que el site de la empresa contenga multimedias, consideraremos el uso de subtítulos al menos en inglés.

Adicionalmente a la mera tradución es preciso tener en cuenta las diferencias culturales en cada país o continente. La forma de construir los mensajes promocionales empresariales en Asia pueden ser muy diferentes a los europeos.

En caso de que el presupuesto no alcance para traducir el web por completo a otros idiomas, podemos manejar otras alternativas tales como traducir sólo las landings pages que tienen un objetivo de marketing claro tal como la descarga de un folleto o la generación de leads. Otra opción -que no tiene por qué empeorar la imagen de la empresa- es enlazar el contenido a la herramienta de traducción de Google. Una tradución automática no sustituye a la humana, pero -previo aviso- puede mejorar la experiencia del usuario extranjero al visitar la web.

2. Estimar los costes asociados a la exportación

Comenzar a exportar lleva consigo nuevos modelos de costes que hay que tener en cuenta. Los logísticos y los asocioados a posibles cambios de moneda son los más evidentes. Pero también habrá que considerar los posibles costes aduaneros o fiscales que un comprador deberá soportar dependiendo de cada país. Algunos operadores logísticos internacionales facilitan estas gestiones y cálculos como parte de sus herramientas de software que ponen a disposición de sus clientes.

3. Optimización del sitio web para búsquedas internacionales

Google mantiene distintos sitios para cada mercado geográfico. La monitorización, seguimiento y optimización de palabras clave -sean SEO o SEM– deberá ampliarse a los portales regionales donde tengamos interés. Esta labor puede abordarse comprando distintos nombres dominios regionales para cada uno de los países, usando keywords en otros idiomas y segmentando geográficamente mediante las herramientas de Webmaster de Google.

4. Cumplimiento de las obligaciones legales

Para exportar la mayoría de bienes o servicios no se necesita autorización alguna al menos dentro de la Unión Europea. No obstante, pueden existir restricciones a la exportación o importación de algunos productos tales como material de defensa, armas de fuego, semillas, productos orgánicos, alimentos, etc.

Una vez que se conozcan las restricciones existentes, sugerimos que éstas aparezcan de alguna forma en la web de la empresa; en especial si disponemos de un sistema de eCommerce. En caso de no ser posible los envíos a algunos países o existan restricciones de algún tipo.

Los derechos de los consumidores y las obligaciones de un prestador de sericios  pueden variar de un país a otro. Organizaciones Internacionales como la OECD han publicado algunas guías dirigidas a empresas que operen en internet de forma internacional.

5. Complementa las acciones en la Web con Marketing Directo

En Marketing, segmentar adecuadamente siempre tiene premio. Por ello es muy aconsejable complementar la acción en la web con acciones de marketing de base de datos segmentadas sobre los mismos mercados/segmentos donde hayamos orientados la web.

En caso que nuestro negocio sea el B2B, una fuente para conseguir estos registros es GRS, una herramienta de segmentación y exportación de datos que ofrece Informa D&B y que permite acceder a 220 millones de empresas a nivel global. En tal caso, podemos ejecutar una sencilla y efectiva  estrategia que combine email y telemárketing de prospección. Si la segmentación es la adecuada, los impactos de esa acción provocarán búsquedas en buscadores de internet que llevarán a los prospectos hacia la web  que previamanete habrá sido preparada -siguiendo los consejos anteriores- para dicho mercado.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *