Una web de INFORMA D&B S.A. (S.M.E.)

Pymes y autónomos

Claves para gestionar el crecimiento de empresas de reciente creación

15 marzo, 2017

Seguro que en los últimos años has oído hablar mucho de las startups o, dicho de otra forma, empresas de reciente creación. Aunque el término startup hace referencia al hecho de que una empresa sea de raíz tecnológica, ahora mismo casi no se entiende ninguna empresa moderna sin ese componente de transformación digital. El ecosistema emprendedor es un mundo que ha adquirido una relevancia considerable en el mundo empresarial, donde las pymes, autónomos y emprendedores se enfrentan a una forma de hacer negocios que ha cambiado enormemente durante los últimos años.

A lo largo de estos años hemos visto empresas de reciente creación fundadas por jóvenes en diferentes puntos de nuestro país que han saltado al éxito, incluso internacional, en muy poco tiempo. Hawkers, Jobandtalent, Deliberry o Wallapop son solo algunos ejemplos de ello. Pero también está la otra cara de la moneda. Esto es, empresas a las que se les auguraba un éxito rotundo pero que han acabado siendo víctimas de su propio triunfo y crecimiento descontrolado. Seltag o Foodinterest podrían responder a esta parte de empresas.

Ante estas situaciones, es fundamental que, tanto los propietarios de pymes, como los autónomos y sobre todo los emprendedores, sepan gestionar el crecimiento de estas empresas de nueva constitución. De ello depende que se vayan por uno de esos dos caminos. Y siempre querremos ir por el primero, el del éxito.

6 consejos para las empresas de reciente creación

Para alcanzar ese objetivo hemos elaborado una lista de claves a tener en cuenta, a la hora de  gestionar o manejar el crecimiento de empresas de reciente creación:

Estructura flexible

Es normal que desde el principio estés encima de todas las operaciones que se lleven a cabo en tu empresa. Pero, conforme vaya creciendo, tendrás que saber adaptar tu estructura de negocio a las nuevas necesidades que vayan surgiendo. La manera en la que se desarrolla una actividad no siempre tiene el mismo éxito, depende de las circunstancias y, en muchas ocasiones, de factores ajenos, por lo que tendrás que aprender a cambiar rápidamente de estrategia, estructura o confiar para delegar tareas.

Medir, medir y medir

Pero siempre para mejorar. Trata de que todas las acciones que se lleven a cabo puedan tener una evaluación en su modo de hacer. De esta manera estarás implantando un modelo de control de calidad en todos los procesos. Esta forma escrupulosa de seguir el desarrollo de las actividades (lo lógico es que por un responsable de tu empresa) hará que tu negocio sea más eficiente y puedas solucionar las trabas o los problemas que surjan en el día a día.

Trabaja por objetivos

Establecer KPIs (Key Perfomance Indicators) te permitirá medir los resultados de las acciones que realice tu negocio. Pueden ser cuantitativos o cualitativos, pero es importante que todas las empresas de reciente creación los definan.

Prevenir es mejor que curar

Conforme vayan aumentando tus ventas verás que el dinero entra rápidamente en tu caja. Pero tan rápido como entra, se va. Para evitar caer en problemas de crecimiento por no poder contratar a nuevo personal, mejorar tu área de trabajo o mejorar procesos de negocio, deberás guardar una parte de ese presupuesto para este tipo de gastos.

Evalúa la satisfacción de tus clientes

Tú creces gracias a ellos. Van a hacer que tu empresa lo siga haciendo o deje de hacerlo. Mímalos, cuídalos, pregúntales. Mantén una comunicación fluida con ellos. Son el mejor termómetro para saber si estás haciendo las cosas bien. Por ello, ten siempre en cuenta sus opiniones.

Presencia en la Red

Sea como fuere, tienes que estar en Internet. Ya sea mediante una app, en redes sociales o en una web. Además, digitaliza el mayor número de procesos posibles. Todo esto ayuda a reducir costes y, además, quien no está en Internet parece que no existe. Cuida tu imagen online, tu reputación en la Red, ya que suele ser el primer contacto con los clientes.

Si tu interés en las empresas de reciente creación radica en que, como empresario, estás buscando nuevos clientes en estas nuevas entidades, quieres encontrar talento o una compañía con ideas nuevas con la que asociarte, debes saber que podrás acceder a listados de estas empresas en servicios electrónicos como eInforma. Y es que controlar a las últimas entidades que han surgido es una buena manera de no perder ninguna oportunidad de negocio.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *