Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Autónomos, Pymes y Emprendedores

5 claves para tener éxito al contratar y gestionar tu equipo humano

18 mayo, 2015

Como este año parece que la contratación se está animando, aquí tenéis una serie de cinco consejos imprescindibles para una buena gestión de recursos humanos en  cualquier pyme, los dos primeros enfocados a la selección y contratación de personal y los tres siguientes relativos a su dirección: motivación, productividad y liderazgo.

  • Selecciona a la persona adecuada:

En base a la descripción de tareas del puesto de trabajo, define el perfil de trabajador que necesitas (formación, experiencia, conocimientos, habilidades, etc.) para que los candidatos que obtengas a través de los portales de empleo u otras fuentes se ajusten lo más posible a lo que quieres. Siempre es recomendable preseleccionar a varios candidatos y realizar una serie de entrevistas de trabajo que te permitan valorar sus conocimientos, actitudes y aptitudes con objeto de medir su grado de adecuación al puesto.

Es recomendable preguntar por los conocimientos prácticos adquiridos en su periodo formativo y en anteriores trabajos y el valor que pueden aportar a tu empresa, así como valorar la desenvoltura a lo largo de la entrevista y sus capacidades de expresión oral e incluso escrita, si realizas una pequeña prueba. Y también es muy importante encontrar personas cuyo proyecto personal y profesional sea compatible con el tuyo.

  • Aprovecha las bonificaciones y los contratos existentes:

Contratar a un trabajador supone siempre un esfuerzo económico para la pyme, sobre todo durante el proceso de adaptación y aprendizaje. Así que conviene adecuar el crecimiento del coste a la capacidad financiera de la empresa.

Por eso conviene analizar las opciones disponibles entre los cuatro tipos de contratos vigentes, valorando por ejemplo las posibilidades que ofrecen los contratos a tiempo parcial, de formación y temporales así como las ayudas para pymes y autónomos  que ofrece la Seguridad Social en forma de bonificaciones a determinados colectivos y tipos de contratos. Es un tema dónde siempre conviene el asesoramiento de un asesor laboral.

  • Motivar a tus trabajadores sin subir el sueldo:

Un trabajador contento se implicará más y será más productivo, ahora bien, el dinero no lo es todo y como pyme es muy importante que juegues tus cartas con todas esas otras estrategias a tu alcance para conseguir la satisfacción laboral de tu equipo y evitar que tu personal se acabe marchando a empresas más grandes dónde les paguen más.

Teniendo en cuenta que la satisfacción en el trabajo es fruto del equilibrio entre la remuneración y la satisfacción por lo que uno hace, debes tratar de crear un entorno laboral en el que se fomente la realización personal de cada trabajador, apoyándole y formándole para su crecimiento profesional y ofreciéndole el reconocimiento necesario. Para ello, como nos cuenta Azucena Fraile en este post sobre motivación, debes marcarles objetivos alineados con la visión de la empresa, dejar que el equipo decida cómo quiere trabajar, darles el soporte que necesiten, evitar generar competitividad interna, cumplir tus compromisos, delegar dando apoyo y supervisión, pedir y ofrecer feedback y premiar y celebrar los éxitos dando el protagonismo al equipo.

  • Cultivar la productividad:

Es muy importante inculcar una cultura de la productividad en la pyme, especialmente cuando los trabajadores tienen que asumir puestos multitarea. En ese sentido, es fundamental formar y dirigir al equipo para que adopte buenos hábitos productivos: sistemas de planificación y establecimiento de prioridades, procedimientos de gestión y organización de tareas, protección ante ladrones de tiempo (email, redes sociales, teléfono, visitas inesperadas), preparación y dirección de reuniones efectivas, aprovechamiento de las tecnologías y herramientas de productividad al alcance de las pymes, aprovechamiento de los picos de energía y respeto del descanso y la necesaria desconexión.

  • Liderar desde la atracción:

Para tener a un equipo motivado y eficiente tu habilidad de liderazgo resulta clave. Y hoy en día cuando hablamos de liderar hablamos de conseguirlo desde la atracción, no desde la imposición. Es una actitud de responsabilidad con la que conseguirás convertirte en un referente para tu equipo y también para tus clientes, socios o colaboradores. Para lograrlo tendrás que empezar por mostrar lo mejor de ti mismo, lo que te hace único, reforzando así tu marca personal. Además tendrás que identificar aquello que te mueve y armarte de entusiasmo para poder contagiarlo. Y luego ponerte manos a la obra, siendo claro con cada persona del equipo acerca de lo que esperas, cumpliendo tus compromisos.

Y en el día a día será esencial cuidar mucho la comunicación, manteniendo un contacto estrecho con cada uno, fomentando la búsqueda de la solución en vez de la mera queja, buscando el equilibrio entre empatía y firmeza, apoyándoles, formándoles y dándoles responsabilidades cuando estén preparados para que brillen y crezcan como trabajadores.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *