Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

General

Los blogs que sobreviven

16 octubre, 2012

“Los Blogs ya están out, están muertos”. Aunque la afirmación comienza a revolotear en la blogosfera alrededor de comienzos del 2008, no sería hasta la famosa columna de Paul Boutin cuando se produciría la revolución. Este columnista de Wired (la publicación sobre tecnología más influyente del mundo) afirmaba que los blogs caían definitivamente como herramienta de comunicación. Debido sobre todo al espectacular nacimiento e implantación de las redes sociales. Twitter, Facebook, LinkedIn, Flickr, Tumblr… se expandían con imparable celeridad. La inmediatez y agilidad de estos medios lo hacían los preferidos por aquellos que querían mostrar las fotos de viaje a sus amigos, sus descubrimientos en una materia concreta, los breves acontecimientos del día, un enlace a algo divertido o relevante, un pensamiento fugaz,… Todo esto quedaba cubierto sin tener que comprarse un dominio, alquilar un hosting ni buscar maneras de que te leyeran.

Volviendo al post de Paul Boutin (curioso que se declare la muerte de los Blog… desde un blog) declara que los Blogs personales van cayendo según las estadísticas de Technorati (la empresa más importante en conteo y valoración de Blogs) mientras los que suben son los de empresas y compañías. Es fácil entender que una publicación llevada por varios profesionales dedicados a un tema específico tendrá más peso y llevará más visitas que un particular.

En pocos días corrió la pólvora.  La mayoría de medios, desde el 20 Minutos hasta Puro Marketing o La Nación (Argentina) se hacían eco de la afirmación de un medio tan importante.  Pero entre estas reacciones está la de Enrique Dans, que explica en su último párrafo las razones por las que no van a dejar de existir.

El genial Hernán Casciari fue el invitado a clausurar el Evento Blog España 2008 (EBE’08). En este discurso (altamente recomendado) procura con su particular estilo diseccionar y extirpar la palabra “blogger”, porque a su juicio estos creadores de contenido son escritores, cocineros, economistas, o geeks irredentos. No por usar una herramienta común se les puede etiquetar. Y tampoco predecir su futuro común, añado yo.

Y pasaron los años, pasaron los EBE (cuya asistencia continua creciendo). Se repitió la frasecita de marras como si de un mantra se tratara. Se llegó a culpar a Google de esta supuesta muerte. Algunos de los medios que mataron a las bitácoras, con las mismas lo volvieron a revivir , cual Fénix.

Mariano Amartino, el influyente Director de Hipertextual, rememoraba el año pasado la de veces que lleva escuchada esa cantinela.

Y aunque algunos se empeñen (de nuevo desde otros blogs) a dar la puntilla al medio, e incluso lo hagan con el atrevimiento de hacerlo sobre las publicaciones tecnológicas (quizá donde se encuentra el segmento más grande de bitácoras), o aunque las empresas estén dejando de usarlo como herramienta de comunicación importante, el blog se mantiene como un ocupante de pleno derecho.

Es cierto que el blog personal es el perjudicado. Alguien que abría en su momento un espacio virtual para compartir sus lemas y pesares, fascinado por la novedad y que poco a poco iba abandonando el medio. Cuántas veces habremos leído el “Hace mucho que no actualizo aquí” como entradilla de un último post escrito años atrás. Son los casos más numerosos frente a los contenidos generados por escritores best-sellers, geeks irredentos,

Sin embargo hay empresas que han tomado posiciones muy acertadas. Como mencionan en TwistImage “Blogear funciona para las marcas que lo quieren hacer funcionar”. Que se lo digan a los recién estrenados HuffingtonPost en su versión española. O a los geniales Xataka o Cooking Ideas en el sector tecnológico. En PuroMarketing o en Infodempresas, cada una en su sector se han encontrado con un público objetivo que está acostumbrado y acomodado en este medio y que quiere informarse de unos intereses concretos.

En conclusión: Aun contradiciendo al USA Today,  los blog de empresa están más en boga ahora que nunca, pero no son una herramienta donde practicar el autobombo y el intento indiscriminado de venta. El público no va a aceptarlo nunca. No es, desde luego, una maniobra de marketing acertada.  Posicionarse como un medio de información de temáticas concretas, a través de personas que lo viven y trabajan cada día es atractivo, y así lo han demostrado la cantidad de seguidores que se han conseguido.

 

Otros artículos de opinión:

 

Emilio Santos
Informa D&B

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *