Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Centro de Estudios

50 empresas regresaron de Madrid a Cataluña durante el primer semestre del año

08 agosto, 2019

Un total de 2.766 empresas han trasladado su sede social a otra comunidad durante el primer semestre de 2019, según el Estudio sobre Cambios de Domicilio publicado por INFORMA D&B. Esta cifra de salidas representa un incremento del 8 % respecto al segundo semestre del año anterior, en el que se habían recortado casi a la mitad.

Tras un periodo marcado por la fuga de empresas originada por el proceso independentista, Cataluña ha dejado de ser la comunidad con mayor saldo negativo entre entradas y salidas de empresas. En este semestre, pierde 116 y es superada por las 164 que recorta Andalucía. 440 compañías han dejado la comunidad catalana frente a las 324 que se han trasladado allí. Cabe también señalar que 50 de estas empresas han regresado a Cataluña tras cambiar su domicilio social a Madrid en 2017 o 2018. 

Esto supone también que la comunidad catalana pasa a liderar el saldo positivo en cifra de ventas entre las compañías que entran y salen de la misma, con 1.049 millones de euros, a pesar de que sean más las que se marchan. Esta situación se explica en parte por el retorno de dos empresas del grupo GM Fuel, con un volumen anual de negocio aproximado de más de 700 millones de euros.

Madrid es la comunidad de donde más empresas salen, 743, pero también a la que más empresas llegan, 1.082, lo que le ha hecho registrar el mayor saldo positivo, 339. Sin embargo, la facturación de las compañías que se han ido este semestre supera a las entradas, liderando el saldo negativo al restar 721 millones de euros este semestre.

Según Nathalie Gianese, Directora de Estudios de INFORMA D&B: “Parece que ya ha quedado atrás el notable incremento en los cambios de domicilio de empresas en España que se inició a principios de octubre de 2017, debido al proceso independentista catalán: si en el primer semestre de 2018 fueron 4.369 las compañías que decidieron trasladar su sede social a otra autonomía, en el mismo periodo este año la cifra se reduce a 2.766”.

Tras un periodo marcado por la fuga de empresas originada por el proceso independentista, Cataluña ha dejado de ser la comunidad con mayor saldo negativo entre entradas y salidas de empresas. En este semestre, pierde 116 y es superada por las 164 que recorta Andalucía. 440 compañías han dejado la comunidad catalana frente a las 324 que se han trasladado allí. Cabe también señalar que 50 de estas empresas han regresado a Cataluña tras cambiar su domicilio social a Madrid en 2017 o 2018. 

Esto supone también que la comunidad catalana pasa a liderar el saldo positivo en cifra de ventas entre las compañías que entran y salen de la misma, con 1.049 millones de euros, a pesar de que sean más las que se marchan. Esta situación se explica en parte por el retorno de dos empresas del grupo GM Fuel, con un volumen anual de negocio aproximado de más de 700 millones de euros.

Madrid es la comunidad de donde más empresas salen, 743, pero también a la que más empresas llegan, 1.082, lo que le ha hecho registrar el mayor saldo positivo, 339. Sin embargo, la facturación de las compañías que se han ido este semestre supera a las entradas, liderando el saldo negativo al restar 721 millones de euros este semestre.

Según Nathalie Gianese, Directora de Estudios de INFORMA D&B: “Parece que ya ha quedado atrás el notable incremento en los cambios de domicilio de empresas en España que se inició a principios de octubre de 2017, debido al proceso independentista catalán: si en el primer semestre de 2018 fueron 4.369 las compañías que decidieron trasladar su sede social a otra autonomía, en el mismo periodo este año la cifra se reduce a 2.766”. 

Además de Andalucía y Cataluña, otras seis comunidades presentan saldos negativos entre compañías que entran y salen: Castilla León pierde 75, Murcia, 56, Cantabria 15, Aragón 9, Navarra 6 y Canarias 10. El País Vasco, que no presentaba un saldo positivo desde antes de 2017, es ahora la comunidad que más suma después de Madrid, con 34.

El 27 % de las empresas que se han mudado a Madrid durante el primer semestre del año procedían de Andalucía y un 19 % de Cataluña. Las que han llegado a Cataluña estaban instaladas mayoritariamente en Madrid, el 59 %. Y de las que se han mudado a Andalucía, el 52 % lo ha hecho desde Madrid y el 18 % partiendo de Cataluña.

La comunidad catalana es la única que mantiene un saldo negativo de llegadas y salidas desde 2017, mientras que para Madrid, Galicia, Baleares y Melilla siempre ha sido positivo. 

Consulta el estudio completo aquí

 

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *