Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Pymes y autónomos

Clientes de toda la vida: los primeros que nos dejan de pagar

11 noviembre, 2013

Cada día nos enteramos de nuevas empresas que entran en concurso de acreedores como única opción para hacer frente a las deudas que las aquejan y con la “esperanza” de que dicho proceso les permita salir a flote. “Esperanza” que también tienen los acreedores de dichas empresas al enterarse de la buena nueva. Sin embargo, en la mayoría de los casos ya sabemos cómo terminan estos concursos…

En ocasiones, este proceso al que se recurre para intentar salvar la empresa y pagar de forma decorosa a los acreedores, puede ser un doble calvario para el administrador de la sociedad deudora si es que se prueba que ha llevado a cabo una mala gestión de la misma; en ese caso deberá responder con su patrimonio personal lo que el activo de la empresa no cubra. Todo esto nos debe invitar a recapacitar sobre una reflexión habitual cuando una empresa deja de pagar sus obligaciones:

– La empresa es un cliente de toda la vida con la que tenemos una larga relación y nunca había fallado en sus pagos

– Cuando tratamos con clientes nuevos tomamos todas las precauciones que están a nuestro alcance, fundamentalmente información que nos permita decidir el crédito máximo a otorgar y la forma de pago.

Pero cuando el cliente es habitual, nos relajamos y confiamos. Si trabajamos con ellos todos los años, abandonamos la sana costumbre de pedir información y pasa a ser un cliente de toda la vida. Así, dejamos de prestar atención y comienzan los problemas imprevistos. Y todo ello a pesar de algo que tenemos muy aprendido: los amigos son los primeros que nos dejan de pagar.

Tener información de nuestros clientes habituales es tan o más importante que tenerla de clientes nuevos. Manejar esa información nos permite ajustar las condiciones de pago a las circunstancias de cada momento y aumentar la fidelización. Cuentas del Registro Mercantil, información sobre cumplimientos de pago, noticias en prensa y análisis y opiniones de crédito de empresas especializadas son las mejores herramientas para controlar el riesgo de nuestros clientes habituales.

La información que tenemos debe ser interpretada de forma adecuada y las medidas a tomar, proporcionales a aquella, con la finalidad de conocer la situación real del cliente en cada momento y evitar sorpresas desagradables. La no presentación de cuentas, pérdidas importantes y desproporcionadas con relación a la cifra de negocio, incidencias judiciales o reclamaciones administrativas, disminución del número de empleados, apuntes en RAI o en ficheros de impagos comerciales, etc., son algunos de los indicios que nos deben alertar sobre la situación de nuestro cliente, aunque sea de toda la vida.

Artículos relacionados

Comentarios

Sonia Publicado el 19 junio, 2018 20:25 Responder

Buenos días,
tu post me parece muy interesante, lo único que me gustaría es saber como introducir en la fórmula del cálculo de las NOF el ciclo de maduración de la empresa.
Gracias.

Manolo Ivan Palacios Slee Publicado el 19 junio, 2018 20:25 Responder

Completamente de acuerdo, este indice es bastante genérico, hay empresas mixtas que siendo industriales, también se dedican a la re-venta y a brindar servicios, en este sentido aplicar esta formula daría por consecuencia un indice bastante abstracto que no necesariamente tendrían que representarse en las cuentas por cobrar.

Luis Felipe Triana Publicado el 19 junio, 2018 20:25 Responder

Los indicadores se deben tener en cuenta como un todo, es decir que no solo basta con mencionar p. ej, rotacion de inventario sin cuidar rotacion de cartera, proveedores, y la capacidad de la empresa para soportar crecimientos acordes a la capacidad instalada. Por otro lado, se debe tener presenta el tipo de productos que comercializa, y el sector al que pertenece ya que un indicador alto no significa que este mal o haya un standar para decir que el indicador es bueno o malo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *