Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Tendencias

Cómo la Inteligencia Artificial está influyendo en el futuro del Compliance

22 mayo, 2019

Las dos tecnologías principales que están alterando la industria del Compliance hoy en día son la Inteligencia Artificial (IA) y el Machine Learning (ML, aprendizaje automático). En contra de lo que comúnmente se piensa, este tipo de tecnología no está pensada para reemplazar a los humanos en su trabajo. De hecho, se desarrollaron para hacer los trabajos más sencillos y amenos. Por ejemplo, la Automatización de Procesos Robóticos (Robotic Process Automation, RPA) puede realizar sin esfuerzo tareas repetitivas y aburridas de forma más eficiente que los humanos. De este modo, los trabajadores pueden centrarse en aspectos de su trabajo que requieran inteligencia emocional, razonamiento e interacción humana. Entre las tareas adecuadas para la RPA se encuentran el autocompletado de cuestionarios, la entrada de datos o copiar y pegar información entre formularios y departamentos.

La IA puede realizar análisis sofisticados, como detectar anomalías, optimizar rutas, reconocer la voz y sus inflexiones y personalizar el contenido.

La IA puede aplicarse a tareas más complejas y desempeñar funciones comerciales de más valor. Si bien la RPA requiere datos estructurados en una hoja de cálculo o en una base de datos, la IA puede dar sentido a los datos no estructurados como correos electrónicos, llamadas y transcripciones de reuniones y contratos. Más importante, la IA puede realizar análisis sofisticados, como detectar anomalías, optimizar rutas, reconocer la voz y sus inflexiones y personalizar el contenido. Gracias a esto, tiene el potencial de reducir costes y aumentar la eficiencia en la administración de riesgos de terceros, dando a los empleados la libertad de desempeñar sus trabajos de manera más efectiva.

Entonces, ¿qué significa esto para usted y su negocio? Es fácil ver los beneficios potenciales, pero para muchas compañías no ha sido fácil aplicar con éxito estas tecnologías. En parte, este problema se debe a la falta de conocimiento sobre cómo implementar esta tecnología y qué cantidad invertir en ella.  Según If Robots Report to Compliance, las compañías que han logrado aplicar la IA con éxito comenzaron con un proyecto de perfil bajo, para determinar el valor real de la tecnología, antes de llevar a cabo una inversión mayor.

Por ejemplo, la mayoría de las empresas tienen fácil acceso a datos de cuentas por pagar de su empresa. En este caso, se podría aplicar la Inteligencia Artificial para identificar anomalías, patrones y tendencias, como por ejemplo, si un empleado o una región determinada están realizando gastos excesivamente altos. Esto podría ayudar a automatizar el proceso de evaluación de riesgos, que aun así debería estar supervisado por expertos de análisis de datos para hacer más eficiente la IA.

El factor humano es un aspecto importante en el éxito de las nuevas tecnologías

Los beneficios potenciales de estas tecnologías emergentes para los profesionales del Compliance son notables. Por ejemplo, un sistema basado en la IA puede prever posibles problemas antes de que realmente se conviertan en problemas. Es decir, el sistema es capaz de monitorizar todo el ciclo de vida de una cuenta, con la capacidad de capturar más de mil indicadores de riesgo (KRI) claves por cuenta. Cuando una transacción supera el umbral de riesgo aceptable, según lo que determine el sistema, el equipo de Compliance está obligado a investigar, reduciendo así los falsos positivos y centrando la atención en los problemas reales. Gracias al ML, la cantidad de KRI que un sistema puede filtrar aumenta continuamente y define el marco de tolerancia al riesgo.

Sin embargo, el elemento más importante para que un sistema de este tipo prospere es el factor humano. Para traducir los conocimientos adquiridos del sistema en oportunidades operativas, se necesitan profesionales con experiencia en Compliance para interpretar los datos y tomar medidas. Y cuando los expertos en Compliance se apoyen en la IA, serán capaces de tomar mejores decisiones al utilizar información en tiempo real. Los beneficios de implementar este tipo de inteligencia en el departamento de Compliance se pueden extender a toda la empresa, incluyendo los departamentos de marketing y de atención al cliente, lo que se traducirá en una experiencia mejorada para el cliente.

¿Cuál será el futuro del Compliance?

¿Cuáles son las implicaciones de estas tecnologías en desarrollo para los profesionales del Compliance? Los enormes cambios que se están llevando a cabo, especialmente en los sectores de finanzas y contabilidad, tienen la capacidad de mejorar el departamento de Compliance, ya que aumenta la eficiencia y permite una mejor colaboración entre los departamentos y otras compañías. Sin embargo, el panorama del Compliance en sí mismo también está evolucionando rápidamente, dejando espacio para una desconexión entre las agencias reguladoras y las empresas que emplean nuevas tecnologías, lo que potencialmente crea obstáculos para su adopción.

A medida que la tecnología y la regulación continúen evolucionando, será esencial que los líderes se mantengan atentos a los cambios en ambas áreas. De este modo, las empresas que lideran podrán reducir costes y aumentar su eficiencia y, al mismo tiempo, ser capaces de cumplir con sus obligaciones de proteger la privacidad del cliente y transparencia.

Brian Alster

General Manager, Third-Party Risk & Compliance Solutions 
Dun & Bradstreet

Fuente: Learn About the New Technologies Disrupting the Compliance Industry Today and What That Means for the Future of Compliance.

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados