Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Gestión financiera

Consultar Experian: te explicamos los pasos a seguir

19 octubre, 2018

La tasa de morosidad lleva cayendo de manera constante en los últimos tiempos en España. Durante los primeros años de la crisis, el porcentaje de crédito dudoso de los españoles con las entidades financieras y de crédito se disparó. Esta ratio lleva en descenso desde 2013, cuando alcanzó el pico histórico de 13,6%. En la actualidad, se sitúa por debajo del 8%.

Este porcentaje supone que el montante total de créditos dudosos (aquellos en los que el cliente no ha pagado su cuota de amortización durante tres meses seguidos) no llegue a los 100.000 millones de euros.

Todos estos datos son sintomáticos de la mejora de la situación económica, pero hay que tener cuidado: el haber dejado de pagar un crédito en un momento determinado tiene consecuencias.

Pese a la mejora de la situación financiera de muchas personas (físicas o jurídicas), no son pocos los que han dejado deudas pendientes sin pagar, y el no atender nuestras obligaciones económicas dificulta, de hecho, casi imposibilita, el acceso al crédito.

Las entidades financieras están suscritas a ficheros de morosidad, a los que aportan datos de clientes que no pagan sus deudas.

¿Cómo funciona y quién compone las listas de morosos?

Una base de datos de estas características (lo que se denomina comúnmente “lista de morosos”) funciona así: son los propios miembros de la lista los que aportan la información. Es una relación de simbiosis en la que cada empresa aporta los datos de impagos de sus clientes. Así, pueden saber quién paga, y quién no.

Y estos ficheros están compuestos por la mayoría de bancos, cajas, aseguradoras y demás entidades de crédito. También son miembros de estas listas las aseguradoras, las empresas proveedoras de suministros (luz, agua, gas…) y las operadoras de telecomunicaciones.

Es muy fácil deducir que, si no has pagado tu factura del móvil varias veces, lo van a saber todas las entidades que hemos mencionado. Estar incluido en un fichero de morosos es determinante para poder financiar un negocio, que te concedan una hipoteca, o cualquier tipo de crédito. Las empresas suministradoras de agua, luz o gas, e incluso las compañías de telefonía, se pueden negar a prestarte servicio (bajo el pretexto de que no puedes garantizar que vayas a pagar los bienes o servicios que te ofrecen).

La mejora de la situación económica particular de muchas personas (y su capacidad para mejorar sus condiciones de vida), hace que tiremos más del crédito. Como hemos explicado, esto no es posible sin haber salido de una lista de morosos. En España, las dos principales son Asnef y Badexcug (gestionadas por Equifax Ibérica y Experian, respectivamente).

En este artículo os contamos cómo consultar Experian. Es decir, cómo saber si tus datos están dentro del fichero Badexcug.

Consultar Experian: primer paso para salir del fichero Badexcug

Si consideras que puedes estar dentro de un fichero de morosos, es recomendable averiguarlo. Te proponemos dos vías para ello:

  • La primera opción es dirigirte a las empresas gestoras de estos ficheros (en este caso, a Experian) mediante correo postal o electrónico. La ventaja que tiene esta opción es que no supone ningún coste. Además, tienes que saber que estas entidades tienen la obligación de proporcionarte la información que pides: no te pueden denegar la información solicitada. El inconveniente es que suelen tardar alrededor de un mes en contestar, por lo que no es una opción a contemplar si no te sobra tiempo para demostrar tu solvencia.
  • La otra opción que te proponemos es pedir un informe de solvencia a una empresa especializada que tenga acceso a estos ficheros. Son negocios que te proporcionan la misma información, pero en menos tiempo (algunas tardan solo un día en mandarte el informe desde que haces la petición). Pero no todo son ventajas: como es de esperar, estas empresas te cobran por el servicio.

Dependiendo de tus necesidades, te conviene más una vía u otra para averiguar si estás en una lista de morosos como Badexcug.

También hay otros factores que tienes que tener en cuenta, como el tiempo que tus deudas impagadas pueden estar registradas en una lista de morosos. La ley estipula un límite de seis años para estar dentro de un fichero de este tipo. Pasado este plazo, el importe que no has abonado a cualquier empresa no puede seguir registrado en ninguna base de datos de este tipo.

Como os hemos explicado, es primordial conocer si estás incluido en Badexcug o Asnef. Por lo que, si te han denegado un crédito o una hipoteca, y no te han explicado los motivos, es posible que este sea el caso.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *