Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

General

La revolución de la información de crédito: 1988-2008

Tras la prolongada crisis del crédito en todo el mundo y en Europa, no cabe duda que nos adentramos en una nueva era en la que nada en las empresas volverá a ser igual que antes de la crisis. Estos cambios también afectarán al sector de la Información Comercial por lo que cabe preguntarse cómo este sector encara un futuro lleno de incertidumbres.

Los veinte años que van desde finales de los 80 hasta el año 2008 han sido  un periodo floreciente y de constante crecimiento para el sector de la información comercial en los todos países occidentales incluida España.

Por ello, para mirar al futuro, quizás convenga previamente analizar los factores que han sido claves en el sector durante estos años. Así, podemos identificar tres factores esenciales que han contribuido a un crecimiento sin precedentes en el sector de la Información Comercial durante esos 20 años:

Demanda creciente de crédito para empresas y particulares en todo Occidente.

Liberalización de los sectores financieros que ha llevado a un gran desarrollo del sector financiero, apoyado por grandes avances en las técnicas de análisis de riesgos.

– La llegada de Internet como un medio de distribución de información de bajo coste y a tiempo real, combinado con el gran avance tecnológico que ha permitido gestionar grandes volúmenes de datos eficientemente.

Entre Marzo de 1997 y Julio de 2008 el volumen total de crédito a particulares en Estados Unidos pasó de 1,2  a 2,5 trillones de dólares. En el Reino Unido durante el mismo periodo este volumen creció de 500.000 millones de libras a 1,4 billones. Durante once años, el volumen de crédito en Estados Unidos creció mensualmente de forma ininterrumpida hasta 2008. Este crecimiento tan espectacular produjo las condiciones para que la industria de la Información de Crédito se consolidase.

Tras alcanzar el máximo de 2,6 trillones de dólares en 2008, el volumen de crédito a particulares en Estados Unidos ha descendido hasta los 2,4 trillones en mayo de 2011. El sector de la información de crédito en Estados Unidos ha sufrido esta caída y por primera vez en dos décadas el sector está encontrando dificultades para crecer.

Aquellos con más edad recordarán que antes de los 80, obtener un préstamo del banco implicaba tener una cita personal con el director de la sucursal. Ésta era la persona que tomaba una decisión basada en su experiencia y en las impresiones personales que tuviera sobre el solicitante durante esa importante entrevista. A partir de los años 80 tuvo lugar una rápida innovación y desarrollo del sector de la información de crédito caracterizada por la rápida implantación de la tecnología en las redes comerciales de los bancos. En poco tiempo los proveedores de información de crédito abandonaron el teléfono, el fax y las pantallas verdes conectadas por módem. En poco tiempo hicieron su aparición los interfaces gráficos y poco después Internet.

Al mismo tiempo que se incorporaban esos avances en comunicación de datos, las entidades financieras también comenzaron a innovar en los análisis de datos y los flujos de procesos, desarrollando complejos sistemas de credit scoring y soluciones de software que permitían automatizar los procesos de gestión del riesgo. En un periodo de menos de 10 años el proceso de Calificación de Crédito de un cliente pasó de ser 100% manual a 70% automatizado.

Desarrollos similares tuvieron lugar en las áreas de crédito de comercial y seguro de crédito. Las decisiones de gestión de crédito que antes eran responsabilidad de un “Gerente de Crédito” están hoy altamente automatizadas y sólo el 20% de las decisiones son tomadas por profesionales.

La llegada de Internet trajo consigo el poder distribuir la información y los credit scorings a muy bajo coste. Antes de Internet el coste de distribuir soluciones sofisticadas de gestión del riesgo de crédito era muy alto y sólo podía ser costeada por grandes bancos. Internet dio un impulso adicional al sector permitiendo que pequeñas organizaciones tuvieran acceso a sistemas de información de crédito que antes eran una exclusiva de los grandes.

En este contexto No hay que olvidar que tanto las empresas como los particulares se beneficiaron de estas innovaciones pudiendo acceder a crédito de forma más fácil y con un coste menor.

Sebastián Sánchez
Product Manager.  INFORMA D&B

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *