Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Centro de Estudios

El negocio logístico asociado al comercio electrónico sigue aumentando

31 marzo, 2022

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA (filial de Cesce), líder en el suministro de Información Comercial, Financiera, Sectorial y de Marketing en España y Portugal, la facturación derivada de la prestación de servicios de almacenamiento, transporte y distribución vinculados a operaciones de venta online se situó en 2.850 millones de euros en 2021, tras registrar tasas de variación del 28,9% en 2020 y del 16,3% en 2021.

La actividad se vio favorecía por la reactivación económica general, tras el severo deterioro provocado en 2020 por la crisis del coronavirus (COVID-19), así como por el notable dinamismo que mantuvo el comercio electrónico y el trasvase de clientes desde los canales tradicionales al canal online.

El comercio electrónico entre empresas y particulares (B2C) se valoró en 2020 en unos 58.750 millones de euros, un 16,6% más que en el año anterior, mientras que la estimación para el cierre de 2021 se sitúa en torno a los 67.000 millones de euros, esto es, un 14% más.

En 2021 siguió aumentando notablemente el número de empresas logísticas y de transporte dedicadas a prestar servicios para operaciones de comercio electrónico. El espectacular crecimiento de la demanda, acentuado a raíz de la pandemia, sirve de polo de atracción para nuevos competidores.

Las empresas continúan potenciando la implantación de taquillas automáticas y la configuración de amplias redes de puntos de recogida, que permitan facilitar el acceso a los destinatarios y flexibilizar las recogidas, así como reducir los costes y el impacto medioambiental.

A pesar de la entrada de numerosos nuevos competidores, sigue apreciándose un alto grado de concentración de la oferta. Los cinco primeros grupos reunieron en 2021 el 47% del mercado, en tanto que la participación conjunta de los diez primeros se incrementó hasta el 61%.

El mercado de logística para el comercio electrónico seguirá registrando un marcado dinamismo a corto y medio plazo, estimándose una tasa de crecimiento de alrededor del 10% anual en el bienio 2022-2023, que supondría alcanzar un valor de unos 3.500 millones de euros al final del período. El deterioro económico derivado de la crisis en Ucrania y los fuertes incrementos de los costes de los carburantes, la energía y los aprovisionamientos en general limitarán el crecimiento de la actividad y penalizarán los márgenes y la rentabilidad de los operadores a corto plazo.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados