Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Autónomos, Pymes y Emprendedores

Optimiza el rendimiento web

16 febrero, 2024

El rendimiento web se refiere a la velocidad con la que las páginas web se descargan y se muestran en el navegador web del usuario. Por ello, la optimización del rendimiento web, también llamado WPO (Web Performance Optimization), es la optimización de los tiempos de carga.  Es decir, conseguir que una web muestre todo el contenido que posee en el menor tiempo posible para garantizar una buena velocidad web.

La velocidad de carga de una web es un factor muy relevante en SEO que influye en el posicionamiento. El algoritmo de Google mira con buenos ojos este factor ya que, si una página web tarda en cargar o es demasiado lenta, bajará posiciones en los resultados de búsqueda respecto a los competidores. Esto sucede porque es un factor directo en la experiencia de usuario, y con ello, en las ventas.

Google observa la velocidad de una página web a la hora de posicionarse de forma orgánica en el buscador. Y no solo esto, también forma parte del llamado Quality Score, una puntuación que otorga Google a los sitios web que influirá en el precio que pagarás si un usuario hace clic en tu anuncio. Así que optimizar el rendimiento de tu web es importante.

Por lo tanto, si mejoramos la experiencia de usuario lograremos transmitir a los usuarios buenas sensaciones y conseguir conversiones. Si, por el contrario, no logramos una buena velocidad, abandonarán el sitio y aumentará la tasa de rebote, otro aspecto que influye negativamente en el SEO.

Elementos de la optimización del rendimiento web

Algunos de los aspectos clave del WPO incluyen:

Tiempo de carga óptimo

Hoy en día, un tiempo de carga óptimo es aquel que es inferior a 3 segundos. Google ha enfatizado esto al presentar su herramienta PageSpeed Insights, que analiza el rendimiento de las páginas web y ofrece soluciones específicas para mejorar la rapidez de carga.

Experiencia de usuario

La velocidad de carga influye significativamente en la experiencia de navegación. Un sitio rápido hace que los usuarios estén más satisfechos y reduce la tasa de rebote.

Beneficios de la optimización del rendimiento web

Los beneficios de la Web Performance Optimization son:

  • Mejora de la experiencia del usuario: Un sitio web rápido proporciona una experiencia fluida y agradable.
  • Mayores tasas de conversión: Un retardo de un solo segundo puede costarle a un ecommerce un porcentaje de sus ventas.
  • Mejor posicionamiento SEO: Google valora la velocidad de carga al clasificar los sitios en los resultados de búsqueda.
  • Ahorro en costes de servidores: Un sitio optimizado requiere menos recursos de servidor.
  • Incremento en la reputación digital: Los usuarios confían más en sitios rápidos y eficientes.

Test de velocidad web

Para poder medir la velocidad web y optimizar su rendimiento si es necesario, estas son algunas herramientas gratuitas con las que se puede comprobarla y medirla:

PageSpeed Insights

Es una herramienta gratuita de Google que le otorga una puntuación de 0 a 100 a la web en PC y en el móvil. Muestra el tiempo total de carga y ofrece recomendaciones para mejorar el rendimiento. Entre las sugerencias se encuentran la carga de imágenes, archivos y cómo reducir el número de peticiones HTTP.

GT Metrix

Otra completa herramienta que dispone de una versión gratuita y otra de pago. Analiza en profundidad nuestra web y crea informes detallados del origen de los problemas. Nos informa de las configuraciones deficientes del servidor y los scripts externos que ralentizan el sitio web.

Dareboost

Una herramienta visual que muestra datos al detalle de forma sencilla para optimizar el rendimiento de nuestra web. Además de la velocidad web, aparecen otras opciones como el monitoreo, el análisis y la evaluación comparativa. También menciona los errores del site con un informe de auditoría sobre rendimiento SEO, accesibilidad y seguridad.

Woorank

Ofrece información práctica y analiza la velocidad, los enlaces de la página, la visualización móvil, la interacción en redes sociales, etc. Una herramienta muy completa que da detalles técnicos que debemos mejorar para optimizar el rendimiento de la web.

Análisis de velocidad de carga de la web

Tras haber realizado una prueba de velocidad web, la pregunta de rigor será: ¿por qué carga lento? Existen diferentes factores que inciden en la velocidad de carga de un sitio web y estos son los más habituales:

Hosting

A la hora de adquirir un hosting para un negocio online, tomar esa decisión sólo por criterios económicos (lo más barato) puede dar problemas a la larga.  Hay que tener en cuenta que la web compartirá espacio y recursos con más sites y, cuando se necesite más capacidad, es posible que existan limitaciones y una velocidad lenta.

Plugins

Optimizar los plugins es esencial para mejorar el rendimiento de tu sitio web. Identificar los plugins que ralentizan el sitio web, actualizarlos regularmente, limitar el número de plugins usados y utilizar solo plugins de confianza y de calidad (algunos para mejorar el rendimiento) son acciones muy recomendables.

Contenido multimedia

Las imágenes y vídeos, junto con otros recursos gráficos introducidos en un site, si no están optimizados pueden sobrecargar la página y ralentizarla. Por lo tanto, se debe comprimir imágenes sin que pierdan calidad y adecuar los vídeos de alta definición.

Código web sin comprimir

La minificación es el proceso de eliminar caracteres innecesarios del código sin cambiar la forma en que funciona; elimina saltos de línea, espacios innecesarios, sangrías, etc. Al simplificar el código, se garantiza la lectura de los bots de Google.

Técnicas de optimización del rendimiento web

Existen diversas técnicas para la Web Performance Optimization que pueden marcar la diferencia:

Compresión de recursos

  • Minimizar tus archivos CSS y JavaScript: Reducir el tamaño de tus hojas de estilo y archivos JavaScript, eliminando espacios en blanco y caracteres innecesarios.
  • Comprimir imágenes: Utilizar herramientas para reducir el tamaño de las imágenes sin sacrificar la calidad visual.

Caché del navegador

  • Habilitar la caché del navegador: Configurar el servidor para que almacene en caché los recursos estáticos (como imágenes, CSS y JavaScript). Esto permitirá que los usuarios que regresen al sitio carguen los archivos desde su caché local, en lugar de descargarlos nuevamente.

Minificación de código

  • Minimizar los archivos HTML, CSS y JavaScript: Eliminar espacios en blanco, comentarios y caracteres redundantes. Herramientas con esta funcionalidad pueden ayudar a hacerlo.

Optimización de imágenes

  • Eligir el formato de imagen adecuado: Utilizar formatos como JPEG para fotografías y PNG para imágenes con transparencia.
  • Ajustar el tamaño de las imágenes: No cargar imágenes más grandes de lo necesario.

CDN (Content Delivery Network)

  • Considerar el uso de un CDN: Un CDN distribuye los archivos estáticos (como imágenes, CSS y JavaScript) a través de servidores ubicados en diferentes regiones geográficas. Esto reduce la latencia y mejora la velocidad de carga para los usuarios en todo el mundo.

Monitoreo y medición

  • Utilizar herramientas para evaluar el rendimiento del sitio web. Estas herramientas proporcionarán recomendaciones específicas para mejorar la velocidad de carga.

 

Cabe destacar que la optimización del rendimiento web (Web Performance Optimization) es un proceso continuo. Realizar pruebas periódicas, ajustar las estrategias según las necesidades de tu sitio y mantener los recursos técnicos actualizados pueden ser un buen comienzo.

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *