Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Mundo Informa

Principales riesgos empresariales globales

15 julio, 2022

El Informe de Riesgos Empresariales Globales de Dun & Bradstreet (Global Business Risk Report – GBRR) clasifica las mayores amenazas para los negocios en función del impacto potencial de cada escenario de riesgo en las empresas, asignando una puntuación a cada riesgo. Las puntuaciones de los diez principales riesgos se utilizan para calcular una puntuación global de Impacto Empresarial Global (GBI).

Nuestra última puntuación GBI aumentó a 315 en el segundo trimestre de 2022, tras un notable empeoramiento del entorno de riesgo, lo que indica que las perspectivas para hacer negocios transfronterizos siguen siendo difíciles.

El entorno de riesgo comercial global se ha visto deteriorado durante el primer trimestre de 2022

En el segundo trimestre de 2022, la puntuación del GBI de Dun & Bradstreet aumentó a 315, frente a los 297 del primer trimestre de 2022, si bien la cifra se situó por debajo de los recientes máximos de 332 experimentados en el segundo y tercer trimestre de 2020, debido a la consolidación de la pandemia. Aunque la puntuación del GBI está por debajo de los niveles máximos observados en 2020, se coloca por encima de la media a largo plazo de 269,8; por tanto, las empresas que operan a nivel transfronterizo siguen enfrentándose a altos niveles de incertidumbre.

Metodología del Informe de Riesgos Empresariales Globales

Nuestros diez principales riesgos se basan en la experiencia del equipo de economistas de Dun & Bradstreet, que supervisan 132 países, lo que representa más del 99% del PIB mundial. Evalúan los principales escenarios de riesgo que emanan de su región o a nivel supraregional. La puntuación del Impacto Empresarial Global (GBI) de cada escenario de riesgo se calcula combinando una evaluación de: (i) la magnitud del efecto probable del escenario sobre el entorno operativo empresarial global, en una escala de 1 a 5 (donde 1 es el menor impacto y 5 el mayor); y (ii) la probabilidad de que el/los evento/s se produzcan (sobre 100). La puntuación máxima de GBI para cada uno de los diez escenarios de riesgo es 100 y, por lo tanto, la puntuación máxima posible para el GBI es 1000. En el informe, cada escenario se clasifica en un amplio temario de riesgos tanto a efectos de seguimiento como de facilidad de presentación.

Las crisis de la cadena de suministro, la geopolítica y la inflación figuran entre los principales riesgos      

De los diez principales riesgos identificados para este trimestre, la interrupción de la cadena de suministro es el más relevante para el entorno de riesgo mundial. Este riesgo se ha agravado a lo largo del trimestre, ya que en las últimas semanas se han materializado dos escenarios de riesgo estrechamente relacionados: el conflicto entre Rusia y Ucrania y la estrategia Covid-19 de China.

El escenario de conflicto entre Rusia y Ucrania, que se destacó como un riesgo clave en las dos últimas ediciones de GBRR, se está materializando. Lo que debería preocupar a las empresas a partir de ahora es el riesgo de una mayor escalada, que podría adoptar distintas formas, cada una con su propio conjunto de desafíos para las empresas. Ahora estamos siguiendo este riesgo bajo el tema de «Escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania”.

La inflación mundial, que era nuestra principal preocupación antes del comienzo de 2022, se ha afianzado. Con el ciclo de subidas de tipos marcados por la Fed, la cuestión clave de cara al futuro será si a nivel global habrá más inflación sin crecimiento. Estamos siguiendo esta cuestión bajo un nuevo tema titulado «Un roce con la estanflación».

La vulnerabilidad cibernética entró en la lista de nuestras diez principales preocupaciones en el trimestre anterior. Lo que se ha visto impulsado por la rápida digitalización y el aumento de las tensiones geopolíticas. El ciberespacio se considera una forma eficaz de obtener ventajas estratégicas en las actuales competencias geopolíticas. Este riesgo se ha agravado, ya que la competencia geopolítica entre Rusia, China y Occidente se ha intensificado.

Entrando en su tercer año, la pandemia de Covid-19 sigue siendo un tema de riesgo importante. El papel de las vacunas, las nuevas y experimentales normas de inoculación, y la búsqueda de “zero-Covid” por parte de algunos países significa que los cuellos de botella de la oferta, la cicatrización del crecimiento y el aumento de los precios seguirán alimentando una enorme brecha entre las poblaciones mundiales. Sin embargo, los datos más recientes sugieren que los países y las empresas se están volviendo por fin capaces de hacer frente a los casos crecientes. Puede que esto no siga siendo cierto si surge una nueva variante más mortífera, pero por ahora, hemos rebajado el riesgo de este escenario.

Del mismo modo, el riesgo de fragmentación que estamos siguiendo bajo el tema de la política de la UE ha superado dos pruebas significativas en las últimas semanas: un rápido acuerdo sobre la acción colectiva contra Rusia por su invasión a Ucrania, y las elecciones presidenciales francesas, en las que los líderes centristas frustraron un fuerte desafío de la extrema derecha para ocupar el poder. Un fracaso en cualquiera de los dos casos habría sido un golpe importante para la unidad de la UE. No hay nada que diga que el próximo análisis no vaya a revertir esto, pero por ahora, la evidencia apoya que este riesgo es más benigno que antes.

La inflación: ¿Un duro aterrizaje por delante?

Durante más de una década y después de la crisis financiera mundial, los bancos centrales de los mercados desarrollados han estado lidiando con la falta de una subida razonable de los precios. La pandemia interrumpió esa dinámica, con los precios de consumo y de producción alcanzando máximos en décadas. Estas subidas de precios se ven ahora afianzadas por el conflicto en Europa. La Reserva Federal de EE.UU. ha comenzado a endurecer su política monetaria, pero está tratando de ponerse al día con los precios desbocados.

Está aumentando el riesgo de que a la Reserva Federal de EE.UU. le resulte difícil diseñar un aterrizaje suave para la economía. De hecho, con unos tipos de interés reales que se mantienen negativos, aumenta el riesgo de una acción más drástica de la política monetaria en el futuro. Al mismo tiempo, las cestas de consumo se han visto afectadas donde más duele. Los precios de los alimentos fueron un detonante clave para los movimientos de la Primavera Árabe. Podríamos ver protestas en países donde el contrato social se basa en garantizar un cierto grado de bienestar. Las implicaciones se verán en la represión política, la estabilidad social o incluso niveles más altos de la deuda pública. Los aumentos sostenidos de precios continúan siendo un factor común de al menos dos riesgos en nuestra lista de 10:

  1. Un roce con la estanflación: con la Reserva Federal de EE.UU. embarcándose en el endurecimiento como una opción añadida, las posibilidades de un error de política son altas. Al mismo tiempo, es probable que Europa sufra una crisis de producción. Las empresas y los países soberanos de los mercados emergentes experimentarán un repentino aumento de los costes del servicio de deuda, al tiempo que la liquidez internacional disminuya y los tipos nacionales suban para mantener intacta la prima de riesgo. A medida que aumenten los impagos, la incipiente recuperación del crecimiento estará en peligro. En medio de la pérdida de empleos y el aumento de los precios, algunas partes del mundo podrían experimentar lo que es la estanflación. Este es un riesgo clave con una puntuación del GBI de 36.
  2. Polarización política: la combinación de la inflación de los alimentos y los combustibles, junto con un aumento significativo del desempleo de larga duración, puede provocar protestas antigubernamentales, especialmente en países autoritarios. Las protestas callejeras en Kazajistán y Sri Lanka a principios de 2022 pueden ser un anuncio de más disturbios futuros. Las empresas deberían prepararse para más alteraciones de este tipo en la actividad económica. Estas protestas serían aún más perturbadoras si afectaran a centros urbanos de gran importancia económica. Además, los precios elevados que merman los ingresos de la población podrían convertir a los actuales gobernantes que se enfrenten a elecciones en los mercados emergentes en populistas, lo que agravaría la deuda pública y aumentaría los riesgos políticos para las empresas. La puntuación del GBI para este riesgo se evalúa en 30.

¿Qué significa esto para las empresas?

La puntuación del Impacto Empresarial Global de Dun & Bradstreet para el segundo trimestre de 2022 muestra que los riesgos a los que se enfrentan las empresas siguen siendo elevados, con un aumento significativo de la puntuación desde el primer trimestre de 2022. Todos los riesgos, excepto dos, el resurgimiento de las olas Covid-19 y la política de la UE, han empeorado o se han mantenido al mismo nivel, con algunos nuevos riesgos emergentes. Los conflictos geopolíticos y los intentos de controlar las repercusiones de la pandemia y la crisis de la cadena de suministro, al tiempo que se mitiga el impacto en la actividad comercial, las finanzas soberanas y las tensiones sociales, han elevado los riesgos, lo que ilustra cómo los acontecimientos inesperados pueden empeorar repentinamente el entorno de riesgo para las empresas que operan en el extranjero.

El resultado del segundo trimestre de 2022 pone de relieve que los responsables de las empresas deben contar con planes de contingencia para la repentina interrupción de cadenas de suministro aparentemente seguras y aumentar su concienciación sobre los acontecimientos geopolíticos. Además, la dispersión geográfica y la diversidad de los impactos en nuestros “Top 10” subrayan la importancia de adoptar un enfoque amplio para mitigar estos riesgos.

Top 10 riesgos

riesgos 1 riesgos 2


Cómo puede ayudar Dun & Bradstreet

 Dun & Bradstreet, proveedor líder mundial de datos B2B, perspectivas y plataformas impulsadas por la IA, ayuda a las empresas de todo el mundo a crecer y prosperar. Como se destaca en este informe, los riesgos están en constante evolución en términos de tipos y geografías y también pueden ser inesperados. Los impactos se sienten en todo el espectro empresarial, desde los empresarios individuales hasta las corporaciones multinacionales. Lo que es diferente es la magnitud en la que se ven afectadas estas empresas. La clave para mantenerse, crecer y prosperar durante estos tiempos es aprovechar los datos para convertir los riesgos en oportunidades. Recomendamos a los líderes empresariales:

1. Evaluar los riesgos a nivel macro y micro para maximizar la rentabilidad con datos, información y automatización.

  • El seguimiento de los riesgos de país, sector y competencia a través de informes como este puede ayudar a las empresas a crear mejores planes estratégicos para limitar la morosidad, orientar las decisiones de gestión del flujo de caja y reforzar la resistencia de la cadena de suministro.
  • D&B Finance Analytics y D&B Risk Analytics ayudan a automatizar algunas decisiones de riesgo, así como a acelerar el cumplimiento normativo tanto de proveedores como dentro de la empresa.

2. Siga el ritmo de los cambios fundamentales de tu sector.

  • La pandemia ha acelerado cambios que ya estaban en marcha, como el trabajo a distancia, la expansión del comercio electrónico y el aumento de las transacciones sin efectivo. Mantenerse conectado a los cambios significativos es crucial en un clima de continua volatilidad e incertidumbre.

3. Es recomendable mantener una perspectiva global integrada.

  • Una visión global permite mitigar los riesgos transfronterizos emergentes, y la capacidad de aprovechar las oportunidades de crecimiento, dondequiera que estén, de manera adecuada.
  • Las soluciones Country Insight de Dun & Bradstreet ofrecen previsiones y recomendaciones de negocio para 132 economías, lo que permite a las empresas controlar y responder a los riesgos económicos, comerciales y políticos de los mercados en los que operan.

Artículo original de Dun & Bradstreet

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados