Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

A fondo

Definiendo el Producto Interior Bruto. Qué es y cómo se calcula

09 febrero, 2011

El producto interior bruto (PIB) es la suma del valor de la producción de los bienes y servicios finales en territorio nacional, para un periodo de tiempo determinado. Por bienes y servicios finales se entiende el precio de venta al público. Este PIB tiene en cuenta el ingreso de los factores de producción tanto de los residentes como los no residentes. Luego, el PIB es un indicador de la actividad económica que se genera en un país.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica trimestralmente el dato del PIB, cuya fórmula es como sigue:

PIB: C + I + G + X – M

Donde “C” es el Consumo, “I” la inversión, “G” el gasto publico, “X” las exportaciones y “M” las importaciones.

Si tomamos el PIB y excluimos la producción de los extranjeros trabajando en el territorio nacional y se incluye a los nacionales trabajando en el extranjero, obtendremos el producto nacional bruto (PNB).

Uno de los indicadores más importantes es el PIB per capita, que se obtiene dividiendo el PIB entre el número de habitantes de un país. Esto se conoce como renta nacional y mide en términos generales el “bienestar”, aunque no se están teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

–  Si el país se está financiando a través de préstamos del exterior. Esto inicialmente puede hacer que el PIB aumente pero a posteriori disminuirá.

–  Las desigualdades que se pueden dar entre las distintas clases sociales.

–  Los trabajos de voluntariado que por otro lado pueden incrementar el bienestar de la ciudadanía (en España, se ha aumentado considerablemente el % de voluntarios como consecuencia de la elevada tasa de desempleo).

–  La depreciación del capital tanto a nivel de los recursos naturales como de capital humano.

–  La contaminación ambiental que pueden generar determinadas actividades productivas.

Luego una mayor tasa del PIB no siempre es sinónimo de mayor bienestar, sino de un incremento de la actividad económica.

A continuación, mostramos una gráfica comparativa de la tasa interanual del producto interior bruto de la economía española frente a la de la Eurozona (UEM-16) y de la Unión Europea (UE-27):

Balances de empresas, Buscar empresas, Datos empresas, Directorio de empresas, Empresas, Empresas de Barcelona, Empresas de Madrid, Empresas españolas, Empresas internacionales, Estado financiero, Fichero de morosos, Información empresas, Información financiera, Informe de auditoria, Informes comerciales, Informes de empresas, Informes financieros, Lista de morosos, Registro de morosos, Suspensión de pagos

Desde el año 2004 hasta el tercer trimestre del 2009, el PIB de España ha estado por encima de la media de la Unión Europea y de la Eurozona. Sin embargo, desde dicha fecha hasta la actualidad el resto de países de nuestro entorno han tenido un crecimiento superior. En el tercer trimestre del 2010, Alemania sigue a la cabeza con una tasa del 3,9%, seguido de Reino Unido con un 2,8%, Austria con un 2,5%, Francia y Holanda con un 1,8% y, por último, Italia con un1,3%.

El PIB de la economía española se ha incrementado, en el tercer trimestre de 2010, un 0,2% respecto al mismo período del año anterior. Cabe destacar, que desde el tercer trimestre del año 2008, este indicador no presentaba un aumento interanual positivo.

Si analizamos un poco más en profundidad los dos grandes componentes del PIB español desde la óptica del gasto, en la siguiente gráfica podemos observar un cambio de tendencia respecto del trimestre anterior. La demanda externa vuelve a contribuir en mayor medida, al incremento de la tasa del PIB, frente a la demanda nacional.

 

Balances de empresas, Buscar empresas, Datos empresas, Directorio de empresas, Empresas, Empresas de Barcelona, Empresas de Madrid, Empresas españolas, Empresas internacionales, Estado financiero, Fichero de morosos, Información empresas, Información financiera, Informe de auditoria, Informes comerciales, Informes de empresas, Informes financieros, Lista de morosos, Registro de morosos, Suspensión de pagos

En conclusión, cuanto más elevada sea la tasa de crecimiento del PIB, esto nos indicará que la productividad de las empresas es mayor, que se están creando nuevas compañías y por tanto se están generando nuevos puestos de trabajo. Asimismo, el Gobierno podrá obtener más ingresos a través de los impuestos para reducir el déficit público e incrementar las inversiones en obra pública. Todo ello sin necesidad de aumentar los impuestos indirectos como el IVA que penaliza el consumo interno.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *