Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Autónomos, Pymes y Emprendedores

Stakeholders: concepto, características y ventajas

27 enero, 2024

En el mundo empresarial, el término stakeholders (grupos de interés o partes interesadas) se ha vuelto cada vez más relevante. Pero ¿qué significa exactamente y por qué es tan importante?

Qué son los stakeholders

El término stakeholder fue acuñado por primera vez en 1963 en un memorándum interno en el Stanford Research Institute.

Se refiere a “aquellos grupos sin cuyo apoyo la organización dejaría de existir». En términos más simples, un stakeholder es cualquier individuo o entidad que puede afectar o ser afectada por las acciones de una empresa.

Fue R. Edward Freeman, filósofo y profesor de administración de empresas, quien desarrollo la teoría sobre los stakeholders en los años 80.

Concepto y características

En términos generales, los stakeholders pueden ser internos o externos. Los internos incluyen empleados, gerentes y propietarios, mientras que los externos pueden ser clientes, proveedores, acreedores, sindicatos, gobiernos, o la sociedad en general.

Una característica clave de los stakeholders es su interés en las actividades de la empresa. Este interés puede ser financiero, legal, social o incluso emocional. Además, los stakeholders pueden influir en la empresa de diversas formas, desde la toma de decisiones hasta la reputación de la empresa.

Tipos de stakeholders

Los stakeholders pueden clasificarse de varias maneras según su relación con la empresa, su nivel de implicación y su influencia. Estos son algunos tipos de stakeholders:

  1. Primarios: Son aquellos que están directamente relacionadas con la empresa y son las más afectadas por su funcionamiento. Incluyen a los propietarios, trabajadores, clientes y proveedores.
  2. Secundarios: Estos operadores están afectados de forma indirecta por la operativa de la empresa. No inciden directamente en el día a día de la compañía porque no tienen intereses directos. Sin embargo, sí pueden estar interesados indirectamente en las consecuencias de lo que hace la empresa. Este es el caso de las administraciones públicas, familiares de los trabajadores, competidores, medios de comunicación o asociaciones.
  3. Internos: El stakeholder interno es el que pertenece a la empresa o, mejor dicho, que forma parte de su núcleo duro. Este es el caso de los propietarios y trabajadores.
  4. Externos: Un stakeholder externo, aunque no pertenece a la empresa, sí que tiene intereses en su funcionamiento. Esto es lo que pasa, por ejemplo, con la Administración, proveedores, competidores y asociaciones de todo tipo.
  5. Dominantes: Son contundentes y están legitimados para instar a tomar según qué decisiones.
  6. Peligrosos: No están legitimados para influir demasiado en las decisiones empresariales, pero son muy enérgicos y transmiten urgencia.

Gestión de stakeholders

Los elementos clave en la gestión de stakeholders incluyen la identificación de los stakeholders, la comprensión de sus intereses y expectativas, y el desarrollo de estrategias para interactuar y comunicarse con ellos efectivamente.

La gestión de stakeholders presenta varios desafíos:

  1. Identificación de stakeholders: Determinar quiénes son los stakeholders puede ser un desafío, ya que pueden provenir de todos los niveles de la organización y tener diversos grados de influencia e interés.
  2. Comunicación efectiva: Mantener una comunicación abierta y transparente con los stakeholders es fundamental, pero puede ser difícil, especialmente en proyectos grandes con muchos stakeholders.
  3. Gestión de expectativas: Los stakeholders pueden tener expectativas diferentes o incluso contradictorias, lo que puede llevar a conflictos.
  4. Cambios en el entorno empresarial: Los stakeholders y sus intereses pueden cambiar con el tiempo, lo que requiere una gestión de stakeholders flexible y adaptable.
  5. Gestión de conflictos: Una gestión deficiente de los stakeholders puede llevar a conflictos, retrasos e incluso al fracaso del proyecto.

Estos desafíos subrayan la importancia de una gestión de stakeholders efectiva y estratégica. A pesar de estos desafíos, la gestión de stakeholders es una parte crucial del éxito de cualquier proyecto o empresa.

Stakeholders en la toma de decisiones

Involucrar a los stakeholders en la toma de decisiones es un aspecto crucial para el éxito de cualquier proyecto o iniciativa empresarial.

Estas son algunas estrategias para lograrlo:

  1. Comunicación abierta y transparente: Es fundamental mantener una comunicación clara y constante con los stakeholders. Esto puede incluir la organización de reuniones periódicas, la implementación de plataformas digitales donde los stakeholders puedan expresar sus opiniones y preocupaciones y la creación de un sistema de retroalimentación.
  2. Identificación de necesidades y expectativas: Comprender las necesidades, expectativas y preocupaciones de cada stakeholder es esencial. Esto se puede lograr mediante entrevistas, encuestas u otras técnicas de recopilación de información.
  3. Involucración en la toma de decisiones: Los stakeholders deben ser involucrados en la toma de decisiones y en la definición de los objetivos del proyecto. Esto no solo asegura que sus intereses estén representados, sino que también puede aumentar su compromiso con el proyecto.
  4. Gestión de stakeholders: Una vez que hayas identificado a los stakeholders y comprendido sus necesidades y expectativas, puedes comenzar a gestionarlos de manera efectiva. Esto implica compartir información relevante con ellos en el momento adecuado.

Beneficios y ventajas de una buena gestión de stakeholders

La gestión efectiva de stakeholders puede traer numerosos beneficios a una empresa:

  • mejorar la reputación de la empresa
  • fortalecer su posición en el mercado
  • facilitar el logro de sus objetivos estratégicos
  • ayudar a la empresa a anticipar y gestionar riesgos
  • aprovechar nuevas oportunidades
  • mejorar su rendimiento financiero y operativo

Conclusión

En resumen, los stakeholders son una parte integral de cualquier empresa. Su gestión efectiva es esencial para el éxito a largo plazo de la empresa.

Al entender quiénes son los stakeholders, qué les interesa y cómo interactuar con ellos, las empresas pueden construir relaciones más fuertes y beneficiosas para todas las partes involucradas.

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *