Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Autónomos, Pymes y Emprendedores

¿Debo seguir vendiendo a clientes que no me pagan?

09 enero, 2015

Como empresarios, muchas veces nos encontramos frente a clientes de toda la vida que están pasando problemas pero nos piden que le sigamos vendiendo a crédito. ¿Qué debemos hacer en estos casos? Estas empresas no pueden pagar a sus proveedores en tiempo y forma. La falta de ingresos impide pagar las cuentas. Los proveedores, por lo tanto, dejan de venderles, lo que hace imposible generar beneficios. Las posibilidades de salir de este círculo vicioso son pocas.

Frente a este panorama, no dar crédito comercial parece la postura obvia. Pero no siempre la situación es tan clara. A veces tenemos interés en ayudar a un cliente con dificultades, ya sea porque es alguien con el que trabajamos hace tiempo o porque es un cliente relevante para nuestra empresa. ¿Qué es lo que debemos hacer en estos casos? Éstas son algunas de las preguntas que nos debemos hacer y responder antes de tomar una decisión tan importante:

¿Por qué nuestro cliente tiene problemas? Hay numerosas razones por las cuales una empresa exitosa deja de tener beneficios: caída de ventas, disminución de sus márgenes, costes excesivos, malas políticas de riesgos y cobros, etc. Averiguar qué es lo que está haciendo mal nuestro cliente es una buenas medida para decidir si continuamos dando crédito.

¿Qué es lo que está haciendo el cliente para solucionar sus problemas? Quizás éste sea el principal punto a considerar para valorar si la empresa está realmente comprometida con ella misma, sus clientes y sus proveedores.

¿Cuánto riesgo está usted dispuesto a asumir? En este punto, una de las cuestiones que debemos analizar es si, en caso de que nuestro cliente no nos pague, podemos revender dicho producto o servicio a otro cliente. También es importante determinar cuán esencial es nuestro producto o servicio para la continuidad del negocio de nuestro cliente. Debemos valorar la pérdida de nuestro cliente por no dar crédito comercial frente a la pérdida de ingresos por la falta de pago. Y todo ello teniendo en cuenta la fidelidad del cliente a largo plazo en caso de apoyarlo en un momento de dificultad.

¿Qué opciones creativas podemos ofrecer a nuestro cliente? Cobrar un porcentaje de la venta al contado o reducir los plazos de pago pueden ser alternativas para ayudar a nuestros clientes con dificultades mientras aminoramos el riesgo que asumimos.

Es su decisión. La decisión de continuar vendiendo a crédito o dejar de hacerlo a una empresa en problemas no es simple. Son varias las cuestiones a analizar antes de inclinarse por una u otra alternativa. Si finalmente decide dar crédito, deberá desarrollar un enfoque que dé al cliente lo que necesite en el corto plazo a la vez que proporcione un nivel de protección aceptable para su empresa en el largo plazo.

 

Artículos relacionados

Comentarios

Alfonso Rubio Publicado el 16 de diciembre de 2018 01:41 Responder

Tengo una duda, se puede considerarse el resultado de la rotación de inventarios en función a meses de un ejercicio anual para actualizar el valor de los inventarios de una empresa?

Agradece sus comentarios.

    EmpresaActual Publicado el 16 de diciembre de 2018 01:41 Responder

    Hola Alfonso,

    Para resolver tus dudas puedes contactar con una asesoría especializada.

    Un saludo.

Juan Carlos Aznar Publicado el 16 de diciembre de 2018 01:41 Responder

Tal como se indica el cálculo realizado en este artículo es PMC periodo medio de cobro, este sistema es bueno para ventas a crédito mas o menos estables, sin embargo para riesgos comerciales que pueden oscilar por temporadidad (juguetes, electrónica, prendas de vestir) se utiliza realmente el DSO que tiene otra forma de cálculo y se acerca mucho mas a la realidad del plazo de cobro.

Jonfranq Fernández Publicado el 16 de diciembre de 2018 01:41 Responder

El problema es que esos dilatados periodos de pagos de las grandes empresas, son los dilatados periodos de cobro de pequeñas empresas, autónomos y subcontratados. y al final se los llevan por delante porque no tienen colchón para aguantar.
Es el mundo hecho a medida de los grandes. Así nos va! Unos negociando con el dinero de otros durante meses y el otro, vía quiebra porque no le pagan.
¿No se dan cuenta de lo negativo de la situación?.
Joder! Si tu cobras hoy, pagas mañana y punto. Y no te dedicas a hacer negocio a costa de los demás especulando “con su dinero”.
Digo yo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *