Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Tendencias

Aspectos clave en la captación y la retención del talento

13 enero, 2022

Una de las funciones más significativas del departamento de Recursos Humanos es la captación y la retención del talento humano. Aunque no se trata de una tarea sencilla. Estos procesos evolucionan con el paso del tiempo y, después de la pandemia mundial, han surgido nuevos cambios. Descubre cuáles son sus aspectos clave.

España ha cerrado el 2021 con la creación de 777.000 puestos de trabajo. Esto supone que todas esas personas se han incorporado a una empresa y que, por tanto, han pasado por un proceso de selección para ser elegidos. ¿Pero cómo son estos procedimientos y qué buscan actualmente las empresas españolas?

Tras las nuevas metodologías de trabajo que ha supuesto la Covid-19, las empresas se han visto obligadas a adaptar los procesos de selección del personal a las nuevas necesidades del mercado laboral.

Talento digital

Una de estas obligaciones es la búsqueda de talento digital y tecnológico. Tanto es así que puede considerarse como uno de los retos empresariales más importantes para este 2022. Ahora más que nunca, los responsables de Recursos Humanos (RRHH) cuando buscan profesionales quieren encontrar perfiles con altas competencias digitales, especialmente en los puestos directivos. Y es que, a pesar de que España ha conseguido volver a colocarse cerca de los 30 primeros países en el ranking de Competitividad Digital de IMD, seguimos siendo un país con falta de capacidades tecnológicas. Para mejorar esta situación es necesario invertir más en educación y tener una mayor ambición.

Por ello, el Foro Económico Mundial estima que, durante este año, el 54% de los trabajadores, a nivel internacional, necesitará actualizar sus habilidades y conseguir así empleados bien formados y preparados.

También se busca personal con destrezas para recuperarse de situaciones complicadas y que sepan afrontar posibles cambios bruscos de trabajo.

Fidelización

Más allá de la digitalización, otro problema tanto para la captación como para la retención de talento es que, en la mayoría de los sectores, existe una gran competencia entre empresas.

Además, la cultura corporativa que hasta ahora tenían los empleados ha quedado obsoleta y cada vez cuesta más fidelizar a los jóvenes.

Estos ya no tienen un sentimiento de arraigo hacia las empresas. De hecho, consideran positivo cambiar de trabajo y no quedarse en la misma compañía para siempre, sino vivir diferentes experiencias laborales.

Por lo que, a la tarea de conseguir personal cualificado, se le suma la dificultad de conseguir que este permanezca en la empresa. En este complejo contexto, las organizaciones deben proyectarse como compañías atractivas y, para ello, la comunicación y el marketing son las herramientas perfectas.

Nuevos hábitos postpandemia

Es importante tener en cuenta que la crisis sanitaria ha reestructurado las preferencias en el ámbito laboral. Actualmente, los departamentos de RRHH, al igual que los trabajadores, intentan encontrar un equilibrio entre lo profesional y lo personal.

Así pues, los aspectos más valorados son la flexibilidad horaria y el teletrabajo.

Queda claro que la forma de trabajar de algunas personas ha cambiado de forma drástica y, por ello, el salario ya no es el único factor determinante para aceptar o rechazar un empleo. La conciliación familiar, el bienestar laboral o el trabajar en un ambiente agradable son cada vez más primordiales.

Reclutamiento 4.0

Para finalizar, otra gran novedad que ha surgido como consecuencia de esta última transformación laboral es la forma de incorporar talento en las empresas. En este escenario nace el reclutamiento 4.0.

Conocido también como Social Recruiting, se define como la técnica de capacitación de talento humano usando los medios sociales de las tecnologías emergentes.

Para ello, las empresas potencian su imagen de marca y resultan, de este modo, más atractivas para captar a los mejores candidatos. Un requisito muy necesario también para la fidelización, como se comentaba anteriormente.

Esta estrategia surge ante la necesidad de encontrar el personal adecuado ante la abundante cantidad de currículums de perfiles no deseados que se generan cuando las empresas se limitan a publicar ofertas en los portales de empleo. En cambio, con este tipo de reclutamiento la selección del personal es más eficaz.

Para llevarlo a cabo, además de las entrevistas físicas o por videollamada, es imprescindible tener una alta presencia en redes sociales o emplear técnicas y dinámicas de juego mediante videojuegos o juegos de rol.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados