Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

General

Ciberseguridad en la transformación digital

11 enero, 2021

En la transformación digital de las empresas, la ciberseguridad es prioritaria. Con objetivos como renovar las metodologías de trabajo o aumentar la rentabilidad de la actividad empresarial, la implementación de la tecnología debe ir unida a las acciones en seguridad informática para minimizar riesgos e identificar las vulnerabilidades de nuestros sistemas.

Hablar de ciberseguridad es hacerlo de un ámbito concreto de la informática que protege la estructura computacional de nuestra empresa y la información que incluye.

Teletrabajo

La pandemia ha incrementado el teletrabajo en muchas empresas. Con ello, también se han incrementado los peligros de ataques informáticos, al trabajar en remoto. Los terminales personales o las redes domésticas de tráfico de datos tienen un nivel de seguridad mucho menor y se han detectado ataques de gran alcance, como correos spam o web de noticias falsas, caballos de Troya bien conocidos.

Internamente

La transformación digital conlleva la digitalización de los procesos y el control de la información crítica de nuestro negocio. La ciberdelincuencia es una amenaza real en el ecosistema digital. De hecho, operaciones fraudulentas, secuestro de infraestructuras de TI o robos de identidad digital son situaciones que algunas organizaciones han sufrido.

Como organización, una buena manera de combatir estos riesgos es la formación del personal de la empresa. Ya no se trata únicamente de invertir en tecnologías y servicios que detecten y protejan de los ataques habituales, sino que es necesario concienciar y formar a las personas sobre ello: hablamos de contar con una estrategia de compliance.

Tipos de ataques

Los ataques externos de ciberseguridad se clasifican en tres grandes ámbitos:

  • Phishing atacks

El phishing roba datos de usuarios mediante la usurpación de la identidad de algún interlocutor de confianza. Con el engaño y usando mails, SMS u otros métodos de mensajería, puede tener efectos desastrosos, como el robo de identidad o de fondos.

En cambio, el spear phishing se centra en un empleado concreto de la empresa, con una consecución y uso de información muy detallada para el engaño.

A su vez, cuando el ataque se centra en personal directivo hablamos de whaling. Estos perfiles son víctimas perfectas para lograr un acceso total a información confidencial.

  • Malware attacks

Los malware son códigos creados para corromper y acceder a sistemas informáticos. El objetivo de este ataque es obtener dinero de la organización atacada. Algunos ejemplos de esta práctica son borrar datos, secuestrar funciones o espiar la actividad empresarial.

Existen diferentes tipos de software en esta categoría, como spyware, ransomware o troyanos, entre otros.

  • Web attacks

Una web puede ser atacada de diferentes maneras. Se puede introducir un código intruso que se aproveche de vulnerabilidades de la web, sobre todo en relación con las bases de datos, pudiendo robar, modificar o eliminar datos. Esta práctica incluso puede conseguir controlar el servidor.

Otro tipo de ataques puede ser el envío de comandos maliciosos al contenido de la web, con el descrédito que supone para la marca.

Tipos de seguridad

La violación de la seguridad informática puede producirse a varios niveles, categorizándose en tres grupos:

  • Seguridad de hardware

Hablamos de la máxima protección de los equipos físicos, como estructura que implementa el resto de las medidas de seguridad.

  • Seguridad de la web

En este caso, ponemos el foco en la protección y fiabilidad de la red de datos de la organización. La mayor parte de amenazas cibernéticas son a través de Internet y las distintas redes que usa la empresa para conectar sus equipos.

  • Seguridad de software

Es la que se hace cargo de los soportes lógicos de los sistemas informáticos y que son uno de los mayores objetivos de los hackeos, garantizando la autenticación y la disponibilidad del software.

En última instancia, siendo realistas, diremos que no hay infalibilidad contra los ataques cibernéticos. Pero por ello, es más necesario que nunca tenerlo presente e invertir en ciberseguridad en la transformación digital para minimizar les consecuencias de cualquier posible ataque que suframos.

Artículos relacionados

Formas de pago del comercio electrónico

Cyber Risk and Artificial Intelligence Play an Increasing Role in Third-Party Risk and Compliance

 

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados