Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Autónomos, Pymes y Emprendedores

Cómo aprovechar las rebajas de enero si tienes una Pyme

19 diciembre, 2018

Las rebajas de enero son uno de los picos comerciales más importantes del año, tanto para los clientes como para las empresas. Tras los gastos derivados de la Navidad, los primeros aprovechan los descuentos que ofrecen los comercios, mientras que las compañías se desprenden de su stock antes de renovarlo. Sin embargo, cualquier pyme puede sacar provecho a esta época hoy en día, sobre todo teniendo en cuenta factores como el crecimiento del comercio electrónico o el cambio de patrón de los consumidores.

Es importante diseñar una buena estrategia de rebajas que permita a tu pyme obtener el mayor rendimiento posible. Es decir, debes planificar la campaña ordenada y detalladamente, en vez de dejarlo para última hora, en cuyo caso no obtendrás los objetivos esperados. Uno de los aspectos que más te pueden ayudar a sacar partido de las rebajas es el aumento del e-commerce, y es que la venta online te permite trasladar nuestras acciones no solo al consumidor tradicional, sino también al consumidor online. Es decir, tu mensaje se va a dirigir a tipos de público diferentes, por lo que tienes que adaptarlo a las características de cada uno.

A continuación, te damos algunas claves para preparar la campaña de rebajas de enero en tu pyme.

1. Elabora un estudio de mercado

Saber qué descuentos ofrece tu competencia, si realiza otro tipo de promociones o qué tipo de comunicaciones lleva a cabo es esencial para diseñar tu estrategia. De esta forma evitaremos estar “fuera de mercado” con ofertas que no estén dentro de los márgenes para competir con el resto de compañías de tu sector. Además, conocer qué aspectos potencian otras empresas te ayuda a elegir aquel en el que quieras incidir y cómo transmitirlo.

2. Centra la atención del cliente en los descuentos

Esto es fundamental para que tu campaña funcione. Los consumidores esperan disfrutar de grandes descuentos únicos de esta época. Por tanto, no desvíes su atención con otro tipo de promociones sustitutivas ni con rebajas que realices habitualmente durante el año. No obstante, a la hora de establecer los precios debes tener en cuenta factores como la situación del mercado, el tipo de descuentos de la competencia o tu coste de producción y tus objetivos, que te indicarán hasta dónde puedes abaratar tus productos o servicios.

3. Sé coherente con tu línea comercial habitual

Debes mantenerte fiel a tus valores empresariales y que éstos se reflejen también en tu política de descuentos. Por ejemplo, si tienes una tienda de productos delicatessen y tu principal argumento de venta es la excelente calidad de los mismos (lo que significa que tienen un precio más alto debido a su exclusividad), evita reducir los precios hasta igualarlos con los de otras cadenas de supermercados, pues estarías desvalorizando tu propia mercancía, ya que los precios bajos tienden a asociarse con calidad baja.

4. Muestra originalidad en las comunicaciones

Uno de tus objetivos es diferenciarte de la competencia para atraer más clientes, y para lograrlo es aconsejable que no utilices las mismas técnicas y mensajes comunicativos que el resto de empresas de tu sector. Por ejemplo, si eliges el email marketing como medio para dar a conocer tu campaña, crea tu propia plantilla y adáptala incluyendo GIFS o vídeos que la hagan más atractiva, en lugar de recurrir a una por defecto que pueda ser utilizada por otras empresas. Otro factor diferencial es la personalización de tus mensajes a la hora de enviárselos a las personas de tu base de datos. Hacer que se sientan especiales en lugar de que son “uno más” puede ayudar a que finalmente se decidan por tu negocio.

5. La transparencia y la honestidad son claves para el éxito

Hay que evitar a toda costa que el consumidor se sienta estafado debido a una comunicación engañosa o a falsas promesas que no se cumplen en la práctica, pues en ese caso lo más probable es que no vuelva a confiar en tu pyme y que, además, difunda su mala experiencia a través de las redes sociales. Por ello, es fundamental elegir muy bien qué vamos a transmitir, y que todo aquello que anunciemos se corresponda con la realidad. Es decir, si tu negocio no puede permitirse ofrecer un descuento del 80% en todos los productos, evita utilizar ese dato solo por llamar la atención. Una buena política de descuentos no implica únicamante captar clientes, sino conseguir que éstos tengan una gran experiencia de compra; solo así lograrás fidelizarlos.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *