Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Marketing y ventas

Cómo crece una empresa con un Growth Hacker

10 mayo, 2022

¿Sabías que empresas como Netflix, Dropbox, Instagram, Amazon o Airbnb eran pequeñas startups hasta que contaron con un Growth Hacker? Este perfil profesional aplicó una serie de campañas muy efectivas que las hicieron crecer hasta transformarlas en empresas millonarias. Descubre de qué se trata y cómo conseguirlo.

Qué es un Growth Hacker

Un Growth Hacker se podría definir como aquella persona que diseña estrategias que incrementan el número de usuarios para un determinado producto o servicio.

Para ello, combina la analítica, la creatividad y la escucha social, durante el plazo de tiempo más corto posible y al coste más bajo.

Así pues, su objetivo primordial es el de hacer crecer a una marca. Además ayuda a mejorar su visibilidad y reputación y a crear experiencias positivas en los clientes para que se sientan atraídos por el producto o servicio en cuestión.

Por qué es importante

Contar con una figura como esta es verdaderamente relevante, especialmente para empresas emergentes.

Las startups, generalmente, son pequeñas y no suelen contar con grandes recursos económicos y materiales en sus primeros años de vida, por lo que se ven obligadas a recurrir a estrategias de marketing online convencionales.

Para ellas, al igual que para cualquier otra empresa independientemente de su tamaño, es muy importante crecer y vender rápidamente. Por ello, plantear tácticas y metodologías éticas, ingeniosas y de bajo coste es fundamental.

¿Qué se necesita para ser un Growth Hacker?

Esta persona debe contar con varias habilidades para llevar a cabo su cometido, como las siguientes:

  • Debe ser una persona polifacética. No importa cuál sea su sector de origen, pero tiene que ser alguien que sepa un poco de todo (marketing, ventas, diseño, operaciones, etc.) y que sea capaz de conectar ideas muy dispares. Por ejemplo, puede trabajar en la toma de decisiones para mejorar tanto la comunicación de una empresa como el packaging de un producto.
  • Con capacidad analítica. Debe entender qué es lo que funciona y qué no, saber analizar los resultados de una actividad, sacar conclusiones y realizar modificaciones cuando sea pertinente.
  • Con habilidades creativas, que aporte ideas diferentes, rompedoras e innovadoras. Es muy importante que tenga la mente abierta.
  • Capaz de escuchar. Para saber qué se dice sobre la empresa y qué necesita o sugiere la audiencia, sobre todo en redes sociales y mejorar así su reputación online.
  • Debe ser ágil. Es una característica imprescindible para ser Growth Hacker, ya que las decisiones que se tomen deben ser rápidas y eficientes.
  • Además, debe ser una persona curiosa, que le interese todo lo que le rodea y aprenda de ello.

Así mismo, se precisan también de otras competencias como:

  • Conocimientos en Inbound Marketing, una metodología enfocada a la captación de leads de forma no molesta, centrada en la creación y oferta de contenido de interés para los usuarios.
  • Conocimientos en SEO, es decir, en el posicionamiento en buscadores. Debe saber cuáles son estas reglas y cómo aplicarlas.
  • Experiencias Test A/B. Consiste en desarrollar y lanzar dos versiones de un mismo elemento y estudiar cuál funciona mejor. Testear es la mejor forma de descubrir nuevas vías de mejora.

Estas son sus principales funciones:

  1. El Growth Hacker crea el producto o servicio que el público quiere y necesita.
  2. Se enfoca en un nicho de mercado concreto. Suele empezarse por aquellas personas que mejor manejan la tecnología -como los jóvenes- ya que, gracias a su destreza digital, una vez fidelizados, ayudarán a recomendar el producto a otras personas.
  3. Es el encargado de conocer y entender los contenidos más interesantes para la audiencia y, en base a ello, construir las estrategias adecuadas. Para ello, suelen identificarse las fortalezas de la compañía y transformarlas en acciones.
  4. Sin olvidar que debe utilizar herramientas que le permitan medir resultados y porcentajes de conversión. Los resultados deben ser exitosos, no solo a corto o medio plazo, sino a largo plazo. Es así como los consumidores se transforman en clientes.
  5. Por ello, otro de sus cometidos es mejorar constantemente el producto y adaptarlo a las necesidades del momento de los usuarios.

Las mejores herramientas

Por último, una vez analizado el perfil del Growth Hacker y las claves para hacer crecer una empresa, se destacan algunas herramientas profesionales que pueden servir de gran ayuda.

  • Google Analytics. Se trata del programa por excelencia para el análisis web. Desde tráfico, conversiones, comportamiento del usuario, hasta contenidos visitados, tasas de rebote y un largo etcétera.
  • HotJar. Es un complemento al anterior, para el análisis de datos online, a través de mapas de color, grabaciones de sesiones, encuestas o embudos de conversión.
  • Hootsuite. Para una gestión sencilla de redes sociales como Facebook, Instagram. Twitter, LinkedIn o YouTube.
  • SpyFu. Analiza la competencia, además de ofrecer herramientas para SEO y keywords.
  • Olark. Es una de las aplicaciones más recurrentes de chat en vivo. Permite conversar directamente con los visitantes de un sitio web y hace que su experiencia sea más fácil y rápida.
  • Mailchimp. El email marketing es necesario. Enviar y gestionar newsletters y listas de correo es muy sencillo gracias a aplicaciones como esta.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados