Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Marketing y ventas

Google EAT y su importancia en el SEO

06 enero, 2022

Google evalúa constantemente el contenido de las páginas web y modifica las condiciones para posicionarse en los primeros puestos de resultados. Por ello, es indispensable estar al corriente y adaptarse a las novedades en el Search Engine Optimization. Hoy hablamos sobre una de ellas: Google EAT y su importancia en el SEO.

¿Qué significa EAT?

EAT es uno de los mejores indicadores para conocer si un sitio web cumple con los estándares de Google y las necesidades de los usuarios. Este acrónimo inglés significa Expertise, Authoritativeness y Trustworthiness. Traducido al castellano: Experiencia, Autoridad y Confianza. Veamos ahora con detalle la función de cada uno de estos criterios en los que se apoya el buscador para determinar la calidad del contenido de las páginas web.

Experiencia

Google valora de forma positiva poseer conocimientos y habilidades sobre el tema que se aborda. Es decir, que los contenidos que se tratan hayan sido elaborados por una persona experta o especializada. Para ello, se tiene en cuenta tanto la reputación online del autor, como su formación académica, los trabajos que ya ha realizado y sus vivencias personales y profesionales. Estos aspectos son muy importantes en algunas áreas de conocimiento como la salud o la economía, pero en otros ámbitos más relajados, si se incluyen, por ejemplo, enlaces a fuentes de alta calidad, también se puede conseguir un buen posicionamiento.

Autoridad

Hace referencia a la notoriedad que tiene la página web. Para posicionar sus contenidos, Google tiene en cuenta los enlaces entrantes, las menciones de otras webs, los años de actividad o que se trate de una organización oficial y reconocida. Pero tener autoridad no es algo que se consiga de un momento a otro, sino que es un proceso largo. Por ello, es necesario trabajar el branding corporativo o de marca.

Confianza

Este principio también puede traducirse como credibilidad o fiabilidad. Para posicionarse como una web de confianza, esta debe ser totalmente segura, estar actualizada y con un contenido de calidad y veraz. Si una página no cumple con estos requisitos, lo más seguro es que se sitúe en los últimos resultados de búsquedas. En este caso, las reseñas y opiniones positivas de los clientes pueden ser muy valiosas.

¿Por qué es importante?

Queda claro que si cualquier página web quiere posicionarse en los motores de búsqueda de Google, los factores EAT deben tenerse muy en cuenta.

Sin embargo, su relevancia es mayor para determinados tipos de contenidos. ¿En cuáles? Básicamente en aquellos en los que el autor o la entidad aporta una información que puede causar un impacto en el comportamiento de la persona que realiza la búsqueda. Especialmente cuando el impacto puede ser negativo.

En líneas anteriores ya hemos comentado que esta importancia aumenta en áreas como la salud o las finanzas. Estas páginas, en las que se tratan temas delicados y de gran seriedad, son conocidas como YMYL (Your Money or Your Life o “Tu dinero o tu vida”) y son las más afectadas. Pongamos un ejemplo.

Si una persona quiere consultar una duda sobre un medicamento como “cuál es la dosis de paracetamol para una embarazada”, es necesario que la información que aparezca en Google sea precisa y respaldada por un especialista.

En caso contrario, el resultado de esta búsqueda tendrá una consecuencia negativa para la persona. Por ello, Google debe conceder una mayor autoridad a las webs que considera expertas en cada materia y, por lo tanto, depositar más confianza en los contenidos creados por expertos que en páginas genéricas. Así pues, al hilo del mismo ejemplo, es más probable que Google confíe en la información que aporte un obstetra y no en una web que trate temas generales.

Consejos para enriquecer el EAT

Para conseguir un buen posicionamiento es necesario, según Google EAT, en primer lugar, trabajar todos los aspectos que se han mencionado anteriormente. Y, como no, existen algunas técnicas que pueden ayudar a conseguir buenos resultados.

Trabajar con expertos.

Es conveniente que autores destacados en determinadas temáticas participen en tu web o que tus propios autores trabajen en otras páginas de relevancia y muestren sus conocimientos.

Pero, en cualquier caso, es muy importante que los contenidos no se publiquen de forma anónima, sino que se creen perfiles con los nombres, apellidos, el cargo, la formación e incluso una fotografía de cada autor para demostrar autoridad y experiencia.

Conocer a tu público objetivo.

Además de tener conocimientos sobre el tema que se trata, es necesario saber para quién se va a escribir y cómo transmitirle la información. Para ello, los textos se han de adaptar a cada tipo de audiencia.

Tener un sitio web accesible.

Hay que cuidar el diseño de la web, que sea responsive y conseguir una buena velocidad. También se debe facilitar información sobre quién es la empresa y datos de contacto o enlazar las redes sociales. De esta forma, se transmite confianza y transparencia.

Mejorar la estrategia de linkbuilding.

La reputación de una página puede medirse por los enlaces entrantes que contiene, así que no se debe olvidar la obtención de estos enlaces, siempre que sean sitios de autoridad.

Citación de fuentes y verificación de datos.

Otro indicador muy importante para Google es la citación de fuentes relevantes y oficiales en las que se basa un contenido, así como el uso de datos claros, precisos y veraces.

Actualizar contenidos.

Así mismo, la información debe reflejar las últimas novedades y se deben incluir los cambios más recientes para que sea una información útil.

Conseguir reseñas.

Las opiniones de los usuarios son una fuente de información sobre la reputación de las empresas. Por esta razón, es tan importante conseguir reseñas positivas y contestar a las negativas.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados