Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Autónomos, Pymes y Emprendedores

La huella de carbono digital

19 febrero, 2024

La huella de carbono digital es esa contaminación que no vemos y que procede de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que produce el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), especialmente todo lo relacionado con internet.

A medida que nuestra dependencia de la tecnología digital crece, es crucial comprender cómo nuestras acciones en línea afectan al medio ambiente.

¿Qué es la huella de carbono digital?

La huella de carbono digital se refiere al impacto ambiental de las tecnologías digitales y las actividades en línea. Algunos puntos clave son:

Centros de datos

Gran parte de la contaminación proviene de la construcción y mantenimiento de los centros de datos que procesan transacciones y actividades digitales. Estos centros son críticos para el funcionamiento del negocio y consumen enormes cantidades de electricidad por lo que generan huella de carbono digital.

Ejemplos de emisiones

  • Netflix: Una hora de streaming emite aproximadamente 55 gramos de CO2.
  • Google: Las 47.000 búsquedas por segundo generan 500 kilogramos de CO2.
  • YouTube: Su consumo durante un año equivale a diez millones de toneladas de CO2.

Dispositivos encendidos

La cantidad de tiempo que un dispositivo está encendido también influye en la huella de carbono digital que deje. Por ejemplo, un teléfono inteligente puede estar encendido las 24 horas del día, mientras que un televisor suele estar apagado durante horas.

Cambios en el comportamiento

Nuestros patrones de comportamiento han cambiado debido a las TIC, alterando directamente el uso de recursos como la electricidad. Estudios indican que la demanda de electricidad aumenta especialmente durante la tarde y la noche debido al uso residencial de televisión e internet. También el teletrabajo ha supuesto una diferencia en los usos, incrementando la huella digital de los hogares.

Cómo medir la huella de carbono digital

Medir la huella de carbono digital de un sitio web es fundamental para comprender su impacto ambiental y tomar medidas para reducirlo. Estas son algunas opciones:

Website Carbon Calculator

Esta plataforma, desarrollada por Whole Grain Digital, ofrece una visión general de la huella de carbono de una web. Realiza un análisis rápido y proporciona estimaciones de las emisiones generadas por cada usuario que visita la web. Además, muestra pronósticos mensuales y presenta los resultados de forma visual y comparativa.

PageSpeed Insights

Aunque no calcula directamente la huella de carbono, es útil para optimizar elementos que afectan al consumo de energía de la página. Proporciona recomendaciones para reducir el tamaño de archivos, optimizar imágenes, disminuir tiempos de carga y mejorar la eficiencia general.

CO2web, Observatorio Online sobre Huella de Carbono

Este observatorio promueve la conciencia sobre el impacto ambiental de nuestros hábitos digitales. Aunque no está específicamente enfocado en sitios web, puede ayudar a comprender el contexto general de la huella de carbono.

Calculadora de la huella de carbono

Se puede utilizar herramientas como la calculadora de Carbon Footprint para evaluar la huella de carbono de un sitio web. Se selecciona el país, se introduce el período de cálculo y la herramienta dará estimaciones basadas en las emisiones de los últimos 12 meses.

Reducción de la huella de carbono digital

Reducir la huella de carbono digital es una responsabilidad importante para las empresas en la era digital y estas estrategias pueden contribuir a ello:

Optimizar el código y los recursos

  • Minimizar archivos CSS, JavaScript e imágenes.
  • Comprimir imágenes.
  • Eliminar código innecesario.

Utilizar una red de entrega de contenido (CDN)

  • Las CDNs distribuyen el contenido a través de servidores ubicados en diferentes regiones geográficas, hecho que reduce la latencia y mejora la velocidad de carga.

Minimizar las solicitudes al servidor

  • Combinar archivos CSS y JavaScript para reducir la cantidad de solicitudes al agrupar archivos similares.
  • Utilizar sprites de imágenes para reducir las solicitudes.

Cuidar el alojamiento web

  • Elegir un proveedor de alojamiento que utilice energía renovable y ofrezca servidores eficientes.
  • Actualizar la PHP y bases de datos para ganar en eficiencia.

Controlar el seguimiento y las cookies

  • Limitar el uso de cookies de terceros y rastreadores, ya que pueden aumentar la carga del sitio web.
  • Utilizar etiquetas asincrónicas para evitar bloquear la carga de la página.

Monitorizar el rendimiento

  • Utilizar herramientas como Google Analytics o similares para evaluar el rendimiento y detectar mejoras.

Diseñar para la eficiencia

  • Responsive design para que el web se vea bien en dispositivos móviles con una carga eficiente.
  • Evitar redirecciones innecesarias, ya que cada redirección consume tiempo y recursos.

Gestión eficiente de activos digitales

  • Eliminar lo innecesario, revisando y desechando los activos digitales que ya no se utilizan o están archivados.
  • Prolongar la vida útil de los equipos y dispositivos digitales: smartphones hasta 5 años y ordenadores portátiles más de 10 años.
  • Utilizar los equipos de forma adecuada, no dejarlos conectados sin sentido, apagarlos cuando no se utilicen y usar regletas para desconectarlos a la vez.

Energía responsable

  • Energía renovable: Utilizar fuentes de energía renovable para alimentar tus servidores y centros de datos.
  • Sensores de luz: Instalar sensores de luz en las oficinas para aprovechar la luz natural y reducir el consumo eléctrico.

Neutralidad de carbono

  • Establecer objetivos de neutralidad de carbono, incluyendo medidas como considerar comprar créditos de carbono para compensar las emisiones es importante para la reputación y el futuro de cualquier negocio. Pero debe incluirse dentro de una política integral que tenga en cuenta todos los criterios ESG. En este sentido, INFORMA dispone la herramienta ESG Intelligence, que ayuda a las empresas a cumplir con sus objetivos de sostenibilidad.

En resumen, la huella de carbono digital es una preocupación creciente, y todos podemos contribuir a reducirla mediante elecciones informadas y prácticas más sostenibles en línea.

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *