Métodos de Gestión de Riesgos: El RAROC - Empresa Actual

Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

General

Métodos de Gestión de Riesgos: El RAROC

31 julio, 2012

Uno de los métodos empleados en la banca y las compañías de seguros para medir la rentabilidad de su cartera de créditos ponderada con el riesgo. El método RAROC fue inicialmente diseñado en la década de los 70 del siglo pasado por la banca norteamericana y desde entones se emplea como medida de rentabilidad asociada al riesgo en el sector financiero y asegurador. La idea original era medir el riesgo de la cartera del crédito de un banco.

Mediante el método RAROC se pretende medir el riesgo de crédito conjuntamente con la rentabilidad potencial de la cartera, de forma que para cada nivel de riesgo, la entidad pueda optimizar el beneficio obtenido.

El RAROC por sí sólo no es representativo y, por tanto, debe compararse con alguna otros ratios o medida que evalúe el coste de capital, como el coste medio ponderado, el coste de oportunidad de los accionistas, etc. Y cuando la rentabilidad medida a través del RAROC sea superior al coste de capital, entonces la unidad de negocio, empresa o inversión estará realmente creando valor.

¿Y cómo se calcula el RAROC? El cálculo del RAROC está ligado al concepto de capital económico, que depende de los riesgos de crédito, operacional y de mercado, y que se define como los fondos o recursos propios mínimos necesarios para poder hacer frente a los potenciales impactos negativos de los tres riesgos mencionados. Es decir, sería los fondos necesarios para cubrir las pérdidas derivadas de los riesgos de crédito, de mercado y operacional a los que se enfrente la entidad.

Una vez aclarado este concepto, el cálculo del RAROC (de una forma simplificada) sería el siguiente:En el numerador pondremos los beneficios o ingresos que se esperan obtener, minorados por las pérdidas esperadas o las pérdidas probables. Y en el denominador pondremos el capital económico.

Por ejemplo, en un préstamo de un banco, la entidad calculará los ingresos financieros, las comisiones y gastos repercutibles al cliente minorado por la pérdida media que tienen los préstamos de las mismas características, es decir, si los datos históricos muestran que de cada 100 euros prestados, 1 no se devuelve, habrá que computar la pérdida como el 1% del capital prestado. Y en el denominador pondríamos el capital económico, es decir, la cantidad de dinero que la entidad supone que será necesario para evitar la insolvencia.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *