Una web de INFORMA D&B S.A. (S.M.E.)

Pymes y autónomos

Autónomo, ¿quieres solicitar un crédito? Evita los registros de morosos

08 junio, 2017

“Como no me devuelvas el dinero que me debes te enviaré al cobrador del frac”. Esta era una frase recurrente tiempo atrás. Todos temíamos el momento en el que apareciese en la puerta de tu casa el siniestro hombre embutido en su galante traje y nos hiciera pasar la más absoluta vergüenza delante de vecinos, familiares y amigos. Su misión, perseguir a los morosos hasta que devolvieran su dinero.

Hoy en día esta práctica ha dejado de ser habitual, aunque aún hay alguno que lo utilice. Lo más normal es que, si tienes alguna deuda pendiente y has consumido el plazo para saldarla, seas inscrito en un listado de morosos.

Aparentemente puede ser más favorable que lo que ocurría antes. Es mejor ser deudor en la intimidad que en público. Pero nada más lejos de la realidad. Que tu nombre aparezca marcado en rojo en un informe de solvencia y dentro de una lista de morosos puede ser una de los mayores problemas si, por ejemplo, tienes un negocio o quieres solicitar un crédito.

Y ya no solo en lo que nos atañe a cada uno. También es pertinente que ninguno de tus socios comerciales, proveedores o clientes estén incluidos en algún informe de este tipo. Esta situación podría repercutir negativamente en tu negocio a la hora de cobrar facturas, sacar proyectos adelante o generando desconfianza laboral.

Por eso, antes de realizar cualquiera de estas acciones y, principalmente antes de solicitar un crédito, una persona física debe cumplir con una serie de requisitos que harán que las probabilidades de obtenerlo aumenten considerablemente. Uno de ellos, no tener ninguna deuda contraída que pueda dar razones a las entidades de crédito para no concederlo.

Dónde consultar si estamos en una lista de morosos

Para solventar estos problemas, lo más recomendable es consultar este tipo de informes o listas, que nos ofrecerán en detalle esta información. Entre estos informes podemos destacar dos: el Informe de Impagos de Personas y el Informe de Solvencia de Personas.

En cuanto al primero, como su nombre indica, encontraremos información de morosidad de personas físicas entre más de un millón de personas que tienen alguna deuda pendiente. Este informe da acceso al fichero Infodeuda, el primer fichero de morosidad de particulares para uso de pymes y autónomos. Lo particular de este informe es que te facilita la información sobre las deudas impagadas de esa persona sin ser una empresa asociada a los registros morosos.

Y, detallando el segundo, accederemos a la misma información que disponen las entidades bancarias cuando analizan la solvencia de una persona. Este se basa en datos de los principales ficheros de solvencia, el BADEXCUG de Experian y ASNEF. A diferencia del anterior, la singularidad de este Informe de Solvencia  permite consultar el número concreto de impagos que una persona ha tenido durante los 6 años anteriores a la fecha de consulta. Además, el informe clasifica los impagos por categorías, cuantía de la deuda y acreedor.

Así que, aunque el cobrador del frac no toque el timbre de nuestra puerta, podemos seguir siendo morosos pero con unas consecuencias mucho peores. Y no solo eso, sino que en algunos casos, aunque paguemos finalmente la deuda, permaneceremos en este tipo de ficheros durante un tiempo, como hemos podido comprobar con el Informe de Solvencia.

Como autónomo es fundamental para poder hacer negocios con terceros o para poder poner en marcha tus proyectos que evites caer en este tipo de registros. Pueden convertirse en la llave para que te sean concedidos créditos por parte de los bancos o futuros socios comerciales confíen en ti.

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *