Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Tendencias

Motivación en tiempos de crisis

30 septiembre, 2020

Como muchas otras cosas, las crisis son situaciones cíclicas que debemos aprender a afrontar, situación que la pandemia sanitaria que vivimos ha puesto sobre la mesa. Y lograr mantener la motivación laboral en nuestra organización  en tiempos de crisis es un reto que podemos conseguir.

En los últimos meses hemos comprobada que trabajar desde casa es una realidad y, a su vez, un desafío para la gestión de los equipos.

La distancia y la eliminación del contacto personal puede conllevar la pérdida de identidad de la organización. Por otro lado, nuestros empleados pueden experimentar preocupación, desmotivación o ansiedad, por lo que es importante que los responsables de los departamentos de la empresa pongan manos a la obra con la motivación laboral.

Pero las causas de la pérdida de motivación laboral pueden ser diversas y producidas en diferentes contextos.

La motivación laboral

La motivación laboral es la capacidad que tiene una organización de mantener implicados a sus empleados para ofrecer el máximo rendimiento, logrando los objetivos empresariales marcados.

Tipos de motivación

Según su origen, la motivación intrínseca es la del propio individuo y en la que la empresa no influye. En cambio, la motivación extrínseca es la provocada por elementos externos al individuo, en los que la empresa debe incidir.

Atendiendo al estímulo percibido, la motivación positiva se basa en premios o recompensas y la negativa, en amenazas o castigos.

Por el nivel de necesidad, la motivación primaria hace referencia a cuando el empleado actúa para garantizar sus necesidades básicas. Por su parte, la motivación social es aquella en la que se busca aceptación por grupo.

Para tener en cuenta

Los departamentos de RRHH y los responsables de equipos humanos deben tener en cuenta algunos aspectos:

  • Comunicación abierta y transparente

Para conseguir un ambiente colaborativo, y más en situaciones de teletrabajo, se necesita una comunicación interna transversal y fluida. La comunicación abierta genera confianza, con una escucha bilateral.

  • Sentimiento de pertenencia

En situaciones de crisis e incertidumbre, fomentar dicho sentimiento de los empleados con la empresa, valorándolos por su trabajo y eficacia laboral.

  • Recompensar la creatividad

Si los equipos proponen nuevas ideas estamos en el buen camino. Estas técnicas potencian la participación, aunque se debe asumir el compromiso de llevar a cabo las ideas interesantes. Con ello, garantizamos que los empleados se sientan reconocidos y tenidos en cuenta.

  • Feedback

Reconocer el trabajo bien hecho es básico. Con ello, podremos cumplir objetivos como la fidelización de la plantilla, que disfruten de su trabajo y contribuyan a difundir la visión y los valores de la organización, de la cual se sienten parte importante. En situaciones de teletrabajo, los responsables de los equipos deben invertir parte de su tiempo a hacer un seguimiento de empleados, por si caben mejoras y optimizaciones.

  • Conciliación y descanso

Con el trabajo en remoto, el hogar y la oficina son el mismo espacio físico. Ello complica las opciones de desconectar y conciliar. Cada caso será distinto y hay que tenerlo en cuenta en la asignación de tareas y el respeto de los horarios, fomentando la flexibilidad.

Factores que influyen

Es evidente que ciertos factores o situaciones tienen un peso relevante en la consecución de la motivación laboral:

  • El puesto de trabajo ofrecido y las posibilidades de promoción.
  • Tener responsabilidades, poder participar en toma de decisiones y poder aportar ideas, logrando la implicación y el compromiso del empleado.
  • El clima y las buenas relaciones laborales incrementan la satisfacción de las plantillas.
  • Las condiciones laborales son básicas. Salario, complementos por objetivos, flexibilidad horaria o conciliación laboral y personal son elementos contractuales que marcan diferencias.
  • El onboarding (o socialización organizativa) permite que los nuevos empleados se integren de manera correcta e inmediata a su puesto, sintiéndose parte de la organización desde el primer momento.

Qué implica la motivación laboral

Según la RAE, la abulia expresa pasividad, desinterés, falta de voluntad. Si no quieres que los miembros de la organización la sufran, habrá que poner en práctica técnicas que la contrarresten.

La motivación conlleva unos niveles mayores de rendimiento, ya que implica la alineación de los objetivos empresariales con el crecimiento de la organización.

Un empleado motivado mantiene unos niveles altos de compromiso, hecho que puede aumentar las ganas de asumir nuevas responsabilidades.

Y al realizar el trabajo, la motivación también supone un cambio cualitativo, junto con un ambiente agradable y proactivo donde sus miembros se sienten realizados y asumen los valores de la marca.

Una empresa motivadora gozará de una buena imagen exterior, resultando atractiva a nuevos talentos y, también, retendrá y fidelizará a los que ya tenga.

Por todo ello, la motivación en tiempos de crisis, y en cualquier otro momento, es una buena inversión para las organizaciones.

Artículos relacionados

Obtener resultados mediante la motivación

Motivación, competitividad y superación identificándote con la empresa

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados