Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Autónomos, Pymes y Emprendedores

Presupuesto de carbono: hacia un futuro sostenible

24 abril, 2024

En el desafiante escenario del cambio climático, los presupuestos de carbono emergen como una herramienta crucial para la mitigación. Pero ¿qué son exactamente y cómo pueden moldear nuestro futuro?

Contexto

El cambio climático es una de las amenazas más urgentes que enfrenta la humanidad. Las actividades humanas, principalmente la quema de combustibles fósiles, han liberado cantidades sin precedentes de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera, atrapando el calor y provocando el calentamiento global.

Los efectos del cambio climático ya se están sintiendo en todo el mundo, con eventos climáticos extremos más frecuentes e intensos, aumento del nivel del mar, acidificación de los océanos y pérdida de biodiversidad.

Para evitar los peores impactos del cambio climático, la comunidad científica ha establecido un objetivo global de limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. Lograr este objetivo requiere una reducción drástica de las emisiones de GEI, especialmente CO2.

¿Qué es un presupuesto de carbono?

Un presupuesto de carbono define la cantidad máxima de dióxido de carbono (CO2) que podemos emitir a la atmósfera para limitar el calentamiento global a un nivel determinado. Se establece como una analogía con un presupuesto financiero, donde el CO2 representa el «dinero» que podemos gastar y la temperatura global, el objetivo que debemos alcanzar.

Estos presupuestos se calculan considerando las emisiones históricas acumuladas de combustibles fósiles, procesos industriales y cambios en el uso de la tierra. Sin embargo, varían según el objetivo de temperatura global elegido y la probabilidad de mantenernos por debajo de ese objetivo.

Actores clave en su cumplimiento

En la gestión y el cumplimiento de los presupuestos de carbono, todos los agentes sociales e institucionales están implicados:

Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC)

El IPCC es el principal organismo internacional para la evaluación del cambio climático. Brinda evaluaciones científicas sobre el estado del clima, los impactos del cambio climático y las opciones de mitigación.

Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)

La CMNUCC es un tratado internacional que establece un marco para la acción global sobre el cambio climático. Los países signatarios se comprometen a reducir sus emisiones de GEI y a cooperar en la lucha contra el cambio climático.

Acuerdo de París

El Acuerdo de París es un acuerdo internacional dentro del marco de la CMNUCC. Su objetivo central es reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados.

Gobiernos nacionales

Los gobiernos nacionales tienen la responsabilidad de establecer sus propios presupuestos de carbono y desarrollar políticas para cumplirlos. Esto implica medidas como la promoción de la energía renovable, la mejora de la eficiencia energética, la protección de los bosques y la inversión en tecnologías de captura y almacenamiento de carbono.

Empresas y organizaciones

Las empresas y organizaciones también tienen un papel importante que jugar en la reducción de sus emisiones de CO2 y en la transición hacia una economía baja en carbono.

Sociedad civil

La sociedad civil puede contribuir a la acción climática presionando a los gobiernos y empresas para que tomen medidas, educando al público sobre el cambio climático y apoyando iniciativas sostenibles.

¿Por qué son importantes los presupuestos de carbono?

Los presupuestos de carbono son cruciales para combatir el cambio climático. Para contener el límite en 1,5 °C, las emisiones acumuladas de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía deben ser 400 gigatoneladas (Gt) menos de lo que se recoge en las políticas y los planes actuales desde 2018 hasta 2050. Esta cantidad representa nuestro presupuesto de carbono restante, y cada tonelada de CO2 que emitimos nos acerca a su agotamiento.

  • Límite finito: Los presupuestos de emisiones nos recuerdan que el CO₂ es un recurso limitado. Cada tonelada emitida cuenta.
  • Ubicación e independencia temporal: La temperatura global no depende de la ubicación geográfica o el momento de las emisiones. Es un desafío compartido por toda la humanidad.
  • Objetivo de 1,5 °C: Según el IPCC, agotaremos el presupuesto de CO₂ para limitar el calentamiento a 1,5 °C en 2028 si seguimos emitiendo al ritmo actual.
  • Equidad y justicia: Los presupuestos también pueden dividirse a nivel nacional, permitiendo objetivos específicos de mitigación. Algunos países ya han agotado gran parte de su presupuesto de emisiones, mientras que otros aún tienen margen.

¿Cómo se calculan los presupuestos de carbono?

Los presupuestos de carbono se calculan utilizando modelos climáticos complejos que analizan la relación entre las emisiones de CO2, la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera y el aumento de la temperatura global. Estos modelos también consideran la capacidad de los sumideros naturales de carbono, como los bosques y los océanos, para absorber CO2 de la atmósfera.

Los científicos evalúan las emisiones históricas y proyectan futuras emisiones para determinar cuánto CO₂ podemos seguir emitiendo.

¿Quién establece los presupuestos de carbono?

El presupuesto global de carbono es establecido por el Proyecto Global de Carbono, una iniciativa científica internacional. Sin embargo, los gobiernos y las organizaciones también pueden establecer sus propios presupuestos de carbono para cumplir con objetivos climáticos específicos.

¿Cómo podemos cumplir con los presupuestos de carbono?

Para cumplir con los presupuestos de carbono, necesitamos una transformación radical de nuestro sistema energético y económico. Esto implica:

  • Reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y transitar hacia fuentes de energía renovables como la solar, eólica e hidroeléctrica.
  • Mejorar la eficiencia energética en todos los sectores, desde los edificios y la industria hasta el transporte y la agricultura.
  • Proteger y restaurar los sumideros naturales de carbono, como los bosques y los humedales.
  • Adoptar tecnologías de captura y almacenamiento de carbono para eliminar el CO2 de la atmósfera.

¿Qué desafíos enfrentamos para cumplir con los presupuestos de carbono?

Cumplir con los presupuestos de carbono es un desafío complejo que requiere un esfuerzo global concertado. Algunos de los principales desafíos incluyen:

  • Costo de la transición a una economía baja en carbono: La transición a una economía baja en carbono requerirá inversiones significativas en nuevas tecnologías, infraestructura y cambios en los estilos de vida.
  • Resistencia de los intereses creados: Las industrias que dependen de los combustibles fósiles pueden resistirse a la transición a una economía baja en carbono, lo que dificulta la implementación de políticas climáticas.
  • Falta de conciencia pública: No todas las personas comprenden la gravedad del cambio climático o la urgencia de actuar.
  • Desigualdad global: Los países en desarrollo a menudo carecen de los recursos financieros y técnicos necesarios para implementar políticas climáticas efectivas.

Oportunidades que abren los presupuestos de carbono

A pesar de estos desafíos, existen oportunidades para cumplir con los presupuestos de carbono:

Innovación tecnológica

La continua innovación en tecnologías de energía renovable, eficiencia energética y captura de carbono puede reducir los costos y aumentar la viabilidad de una economía baja en carbono.

Crecimiento de la economía verde

La transición a una economía verde puede crear nuevos empleos y oportunidades de negocio.

Mayor conciencia pública

La creciente conciencia pública sobre el cambio climático puede impulsar la demanda de políticas climáticas más ambiciosas.

Cooperación internacional

La cooperación internacional es crucial para proporcionar asistencia financiera y tecnológica a los países en desarrollo para que puedan cumplir con sus objetivos climáticos.

 

Cumplir con los presupuestos de carbono es un desafío complejo que requerirá un esfuerzo. En resumen, los presupuestos de carbono son nuestra brújula hacia un futuro sostenible. Debemos actuar con urgencia y responsabilidad para preservar nuestro planeta para las generaciones venideras.

 

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *