Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Gestion financiera

Autoridad Bancaria Europea: concepto y estructura

06 febrero, 2024

Concepto

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) es un ente independiente que trabaja para garantizar un nivel efectivo y coherente de regulación y supervisión prudencial en todo el sector bancario europeo. Sus objetivos generales son:

  • mantener la estabilidad financiera en la Unión Europea (UE)
  • velar por la integridad, la eficiencia y el correcto funcionamiento del sector bancario

La ABE forma parte del Sistema Europeo de Supervisión Financiera (SESF), que está compuesto por tres autoridades de supervisión:

Además, el sistema también abarca a:

  • la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS)
  • el Comité Mixto de las Autoridades Europeas de Supervisión
  • las autoridades nacionales de supervisión

Objetivos

El objetivo principal del sistema es asegurar que las reglas de aplicación al sector financiero se implementan adecuadamente. Con ello se busca preservar la estabilidad financiera.

El sistema tiene como meta fomentar la confianza en el sistema financiero, y garantizar una protección adecuada a los consumidores de servicios financieros.

Dentro de este marco, y con vistas a mejorar el funcionamiento del mercado único europeo, la Autoridad Bancaria Europea contribuirá a asegurar un alto nivel de regulación y supervisión del sistema bancario de la UE. Promoverá, además, la estabilidad del sistema financiero, la transparencia de los mercados y productos financieros y la protección de los depositantes e inversores.

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) trabajará para:

  • prevenir el arbitraje regulatorio
  • garantizar el principio de igualdad de condiciones
  • fortalecer la coordinación supervisora a nivel internacional
  • promover la convergencia de las prácticas supervisoras

Igualmente, suministrará asesoramiento a las instituciones de la UE en temas bancarios, de sistemas de pagos y de regulación y supervisión de las entidades de dinero electrónico, así como en asuntos relativos a gobierno corporativo de las entidades, auditoría e información financiera.

La Autoridad ha asumido todas las competencias y tareas del Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS), y tiene sus oficinas centrales en París. Cabe destacar que el Banco de España es el representante español en la ABE.

Misión

Aunque las autoridades nacionales de supervisión siguen siendo las encargadas de supervisar a las distintas instituciones financieras, la función de la ABE es mejorar el funcionamiento del mercado interior asegurando una supervisión y una regulación adecuadas, eficientes y armonizadas a escala europea.

El cometido principal de la Autoridad Bancaria Europea es contribuir, mediante la adopción de guías y normas técnicas vinculantes, a la creación del código normativo único para el sector bancario. El código normativo único tiene por objeto proporcionar un conjunto único de normas prudenciales armonizadas para las instituciones financieras de toda la UE, contribuyendo a crear unas condiciones de competencia equitativas y ofreciendo un alto grado de protección a los depositantes, los inversores y los consumidores.

La Autoridad también desempeña un importante papel en el fomento de la convergencia de las prácticas de supervisión con vistas a garantizar una aplicación armonizada de las normas prudenciales. La Autoridad Bancaria Europea se encarga, asimismo, de evaluar los riesgos y las vulnerabilidades del sector bancario de la UE, en particular mediante informes periódicos de evaluación de riesgos y pruebas de resistencia a nivel paneuropeo.

Otras tareas establecidas en el mandato de la ABE son la investigación de las deficiencias en la aplicación del Derecho de la UE por las autoridades nacionales, la toma de decisiones en situaciones de emergencia, la mediación en los casos de desacuerdo entre las autoridades competentes en situaciones transfronterizas y el ejercicio de la función de órgano asesor independiente ante el Parlamento Europeo, el Consejo o la Comisión.

Organización

La representación exterior de la ABE corresponde a su presidente, que también se encarga de preparar el trabajo y dirigir los debates celebrados en las reuniones de la Junta de Supervisores. Un director ejecutivo prepara las reuniones del Consejo de Administración y asegura la labor operativa cotidiana de la Autoridad.

Los dos órganos rectores de la Autoridad Bancaria Europea son:

  • La Junta de Supervisores, que es el principal órgano encargado de la toma de decisiones de la Autoridad. Adopta todas las decisiones normativas de la ABE, como la aprobación de proyectos de normas técnicas, guías, dictámenes e informes.
  • El Consejo de Administración, cuya función es velar por que la Autoridad lleve a cabo su misión y ejerza las tareas que le han sido asignadas. A este respecto, está facultado para proponer, entre otras cosas, el programa de trabajo anual, el presupuesto anual, el plan de política de personal y el informe anual.

La ABE colabora estrechamente con las demás autoridades de supervisión europeas, en el marco del Comité Mixto, en relación con asuntos de importancia intersectorial. Y por último, a fin de proteger de manera eficaz los derechos de las partes afectadas por las decisiones que adopta la ABE, se ha establecido una Sala de Recurso.

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *