Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

A fondo

¿Sabes cómo mejorar la productividad en el trabajo?

23 septiembre, 2023

Concepto de productividad laboral

La productividad laboral o empresarial es el conjunto de acciones que se realizan para cumplir con los objetivos de la organización, conociendo la cantidad de recursos usados y poniéndolos en relación con los resultados obtenidos. Es decir, es la cantidad de trabajo provechoso que se realiza en un tiempo determinado.

Esta cantidad de trabajo útil debe ser la máxima posible, y debe ir en aumento para rentabilizar al máximo las jornadas laborales.

La optimización

Las nuevas tecnologías y la información constante a la que estamos expuestos interfieren en nuestro rendimiento. Por ello, es importante conocer cómo focalizarnos para aumentar la productividad en el trabajo.

Toda organización necesita conocer la importancia de la productividad laboral, saber medirla y conocer los factores que pueden fomentarla. Con ello se detectan las debilidades y los ámbitos de mejora que condicionarán la posterior toma de decisiones.

Mejoras organizativas que mejoran la productividad en el trabajo

Medirlo todo

Si invertimos tiempo, recursos y financiación en nuevos proyectos, formación, productos o herramientas, pero no tenemos unos indicadores claros que nos orienten, no servirá de nada. Si se mide, es mejorable.

Es recomendable tomar métricas antes y después de cada acción. Esto permitirá comparar resultados y comprobar si ha aumentado la productividad en el trabajo y si las mejoras han sido efectivas.

El mejor equipo

Los recursos humanos son el mayor activo de toda organización y crear un equipo bien integrado y competente aumentará la productividad de la empresa.

Consigue un equipo que plantee estrategias y tácticas innovadoras para alcanzar los diferentes objetivos. Esto implica contratar y ubicar a cada empleado donde brinde mayor valor a la organización, a la vez que se le ofrece atención y capacitación. La organización debe mostrar su apoyo, otorgar responsabilidades y fomentar su desarrollo profesional.

Automatizar

Es clave dotar a los trabajadores de herramientas que le permitan centrase en las tareas que aportan valor, ahorrando tiempo en las tareas más rutinarias y/o administrativas.

En las organizaciones, la automatización es un concepto que puede transformar enteramente la forma de trabajar; de hecho, logra aumentar la productividad laboral y abaratar costes.

Feedback y evaluaciones

Otro aspecto que afecta directamente a la productividad en el trabajo y la motivación del empleado es que este disponga de unos objetivos e indicadores valorativos claros sobre qué se espera de sus tareas. Establecer una evaluación del desempeño y gestión de objetivos es básico para concretar las metas y los objetivos.

Mantener reuniones de feedback periódicas entre responsable y empleado resulta positivo para conocer la situación real y para hacer las valoraciones oportunas que determinen la toma de decisiones dirigidas a mejorar la productividad laboral.

Trabajo flexible

Los modelos de trabajo están cambiando, dejando atrás las jornadas presenciales en la mesa de oficina, logrando ser igual o más productivos.

La capacidad de distribuir el trabajo de forma flexible, en base a objetivos y sin necesidad de estar sujeto a un horario inamovible, serán factores para la satisfacción del empleado y la retención de talento en la organización.

Motivación y bienestar laboral

Desmotivación es sinónimo de baja productividad en el trabajo. Por lo que tener empleados satisfechos es un objetivo a tener en cuenta para incrementar la productividad y la fidelidad de la plantilla.

La motivación empresarial conlleva la actitud positiva de los trabajadores y el mensaje claro de que el trabajo que desempeñan es fundamental para la organización y su rentabilidad.

A parte del salario monetario, importante siempre, existe otro tipo de salario: el emocional. Aspectos como potenciar el desarrollo profesional, reconocer los logros, facilitar la conciliación de la vida familiar y profesional, etc., conllevan bienestar para las personas de la organización, aumentando su salario emocional.

Mejoras individuales para incrementar la productividad laboral

Planifica tu jornada

Planificar nuestra jornada laboral supone unos minutos, pero también una optimización del tiempo: la mejor forma de aumentar la productividad individual es planificar el día (o la semana).  Además, la planificación de tareas nos da una imagen más global, ayuda a priorizar temas y a tener claro el siguiente paso o acción a llevar a cabo.

Trabaja con descansos

Mejorar la productividad en el trabajo significa trabajar mejor, no más. Algunos estudios concluyen que los descansos son beneficiosos para el rendimiento y necesarios para nuestro cerebro.

Por ello, se aconseja organizar las tareas en bloques temporales y hacer un descanso entre bloque y bloque.

Mantén ordenado tu lugar de trabajo

Más caos, menos productividad laboral. Un ambiente caótico complica lograr un trabajo productivo. Además, una zona de trabajo en orden y limpia es capaz de estimular y facilitar la concentración.

Aprende a decir que no

Si invertimos algo de tiempo en planificar la jornada y nuestras tareas, debemos ser consecuentes con ello y respetar dicha planificación. Y para ello, hay que aprender a decir que no. Una negativa nos permitirá no perder el tiempo en tareas insignificantes y que no aportan valor.

 

Por último, algo poco original pero no menos importante: aprende a desconectar. Si quieres mejorar tu productividad en el trabajo tendrás que aprender a desconectar cuando cierres el ordenador y despejar tu mente a través de tus hobbies, deporte o tiempo de calidad fuera del horario laboral… Esto también incluye las pantallas y todos los estímulos a los cuales nos someten.

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *