Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E) NEWSLETTER

Cara a Cara

De Benito: «Ecoembes integra la ESG en toda la organización»

18 marzo, 2024

Begoña de Benito es la directora de Relaciones Externas de Ecoembes. Con ella hablamos sobre la actualidad del sector y sobre los retos que tiene por delante su organización.

¿Qué es Ecoembes y cuál es su misión?

Ecoembes es una organización que lleva 25 años cuidando el medioambiente a través del reciclaje de envases domésticos en España. Cuando iniciamos nuestra actividad asumimos el reto de hacer posible el reciclaje de estos envases cuando no existía la conciencia ambiental ni la infraestructura que tenemos hoy en día y en ese tiempo hemos logrado llevar el hábito de reciclar a 4 de cada 5 hogares españoles.

Nuestro objetivo es lograr un futuro sin residuos a través de la circularidad plena de los envases y, para ello, seguiremos impulsando la corresponsabilidad con las empresas y las administraciones y concienciando a la ciudadanía. Además, nuestra misión ha evolucionado y se ha ido acompasando con las demandas de la sociedad. Ahora estamos ante un proceso de transformación relevante de nuestro modelo de producción y consumo: la R de reciclar, sola, ya no es suficiente: tenemos que ir más allá del reciclaje, con la reducción y la reutilización y, por supuesto, la lucha contra la “basuraleza”, en nuestra hoja de ruta.

¿Cuáles son las últimas cifras en cuanto a reciclado en España y cuál es su comparativa con los demás países europeos?

Según los últimos datos de Eurostat, España recicló en 2021 el 70,1% de sus envases (domésticos, comerciales e industriales). Esto sitúa a nuestro país entre los 10 que más envases reciclan en Europa.

Si ponemos foco en los envases domésticos que gestionamos en Ecoembes, en 2022 en España se recicló más de un millón y medio de toneladas de envases de plástico, metal, briks y papel y cartón, un 3,6% más con respecto al año anterior. Es decir, de media, cada español colaboró separando 27,1 kg de envases en contenedores y papeleras amarillas y azules en 2022. Desde Ecoembes vamos a trabajar para contribuir a que nuestro país esté en el top 5 que más envases reciclan en 2030.

¿Qué impacto tienen las políticas y regulaciones actuales en el reciclaje y la sostenibilidad en España? ¿Hay alguna legislación que considere particularmente beneficiosa o desafiante?

Las políticas y regulaciones son clave para fomentar la sostenibilidad, tanto en nuestro país como a nivel europeo. De hecho, Ecoembes surge en 1996 para dar respuesta a las obligaciones derivadas de la Ley 11/97 de envases, que por primera vez exigía a las empresas que se ocuparan del reciclado de los envases domésticos que comercializan. Esta Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), que daba sus primeros pasos en los años 90, se ha convertido en una de las grandes apuestas actuales de la Unión Europea para avanzar en materia de economía circular.

El mundo ha cambiado mucho en estos 25 años y tanto la nueva Ley de Residuos como el Real Decreto de Envases son ambiciosos y dan respuesta a los desafíos medioambientales que tenemos ahora, marcando unas reglas de juego claras y actualizadas. En este sentido, hemos dejado atrás momentáneamente la fase de regulación normativa y estamos inmersos en la fase de su implementación, sin duda aún más compleja y que plantea numerosas incertidumbres y retos. Esta fase de implementación es crucial y no debemos olvidar que la normativa afecta a todas las empresas por igual, sean del tamaño que sean.

Además, tenemos a la vuelta de la esquina la aprobación del Reglamento Europeo, que apunta alto en sus objetivos de prevención, reutilización y contenido de plástico reciclado. Todo este nuevo marco legislativo es beneficioso, tanto por acelerar ese camino hacia la economía circular, poniendo el énfasis en seguir reciclando, al mismo tiempo que se fomenta la reducción y reutilización; como desafiante, pues los retos marcados son enormes. Pero estamos seguros de que con la colaboración de todos los agentes implicados (empresas, administraciones y ciudadanos) podremos abordarlos.

¿Cuál es vuestro papel en la formación y concienciación de las empresas españolas sobre la importancia de la sostenibilidad y la gestión adecuada de residuos?

Desde Ecoembes, ayudamos a las empresas a adaptarse a la normativa, que es cada vez más compleja de entender e implementar. Nos parece fundamental que las empresas sepan que les podemos ofrecer una solución integral. Desarrollamos servicios para dar respuesta a sus necesidades y les damos herramientas para que los envases de sus productos puedan tener menos impacto medioambiental, a través del ecodiseño. Además, en 2017 creamos un campus virtual, TheCircularCampus para impulsar su formación sobre economía circular. En él disponen de información actualizada y recursos para ayudarlas en la transición hacia esa circularidad plena de los envases por la que estamos trabajando.

¿Cómo son de importantes la tecnología y la innovación en Ecoembes?

La tecnología y la innovación han sido claves para llegar hasta aquí. Hace 25 años, junto con las administraciones, las empresas y la ciudadanía asumimos la responsabilidad de dar una vida nueva a los envases y poco a poco el sistema de contenedores amarillos y azules se fue desplegando hasta convertirse en una realidad en nuestro país. En 2017, decidimos ir un paso más allá en nuestra apuesta por la innovación y creamos TheCircularLab, el centro de innovación abierta situado en Logroño, desde donde Ecoembes piensa y desarrolla el reciclaje del futuro, trabajando desde cuatro líneas de acción.

La primera, el conocimiento ciudadano, para facilitar el reciclaje cada vez más con aplicaciones, como AIRE, un bot que resuelve dudas de reciclaje mediante inteligencia artificial, y RECICLOS, que lo incentiva con recompensas sociales y ambientales. La segunda, el ecodiseño, analizando el impacto ambiental de los envases e investigando materiales que puedan ser reciclados, compostados o biodegradados. La tercera, Smart Waste, buscando formas de optimizar la infraestructura del reciclaje, mediante sensores o GPS en contenedores y camiones. Y la cuarta y última línea de acción, el emprendimiento, apoyando iniciativas sostenibles mediante proyectos como GoCircular o CircularTalentLab, siempre fomentando el talento.

Además, y siguiendo en esta línea tecnológica, somos conscientes de que es necesario abordar una transformación digital global en el sector que facilite una gestión más eficaz en la recuperación de materiales. Nuestra apuesta desde Ecoembes es que en 2030 hayamos conseguido integrar a los 8.131 municipios que hay en España en plataformas digitales que conecten los más de 500.000 contenedores, los camiones de recogida, las plantas de selección y los recicladores.

En INFORMA tenemos una línea de soluciones ESG para medir este tipo de información. ¿Cómo gestionáis el ESG desde Ecoembes y en qué objetivos principales estáis focalizados actualmente?

En Ecoembes, la ESG está alineada con el propósito, los valores y la estrategia corporativa. La integridad, la escucha activa y la transparencia nutren un modelo de gestión responsable que se materializa en acciones y proyectos centrados en causar un impacto positivo, en el medio ambiente y en las personas.

Estas acciones incluyen el impulso del talento circular, la educación ambiental, la inclusión social y la lucha contra la “basuraleza”, entre otros, y se desarrollan junto a proyectos de buena gobernanza, la integración de criterios ESG en los procesos de gestión, e iniciativas de transparencia y rendición de cuentas como nuestro portal de transparencia y el reporting de sostenibilidad. Ecoembes está trabajando en integrar la ESG en todos los niveles de la organización, convirtiendo a cada miembro en un agente de cambio y asignándole un papel crucial en la transición hacia la sostenibilidad y economía circular.

¿Podría hablarnos sobre alguna colaboración significativa entre Ecoembes y otras organizaciones o sectores para promover la economía circular?

Fomentamos la circularidad desde la prevención, dando herramientas y facilidades a las empresas para que sus envases sean más circulares y tengan menos huella ambiental: mediante planes de prevención, el observatorio del envase del futuro o Pack-CD, herramienta que evalúa la sostenibilidad de un envase y ofrece recomendaciones de mejora.

También desde la innovación, colaborando con 151 ayuntamientos que están aprovechando todo el potencial del Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) RECICLOS y lo tienen implantado para impulsar el reciclaje de latas y botellas de bebida. Este sistema, por ejemplo, fue desarrollado gracias a nuestra colaboración, desde TheCircular Lab, con la startup Blue Room Innovation. Además de las sinergias para el desarrollo tecnológico, RECICLOS nos permite también colaborar con organizaciones sociales y medioambientales, pues este SDR recompensa a quienes reciclan con puntos RECICLOS que, hasta ahora, ya han sido donados a más de 500 proyectos y asociaciones como Cruz Roja, la AECC o Aldeas Infantiles.

Los frutos del poder de colaboración con empresas también se ven en proyectos como LessPack, que junto a la Asociación Vertidos Cero y Recircular, fija rutas para promover la reutilización e impulsar la reducción de la generación de residuos de envases.

Por último, la transición hacia un modelo sostenible solo es posible a través del conocimiento y de la formación. Por eso creamos TheCircularCampus, un proyecto que en 2023 ofreció 117 iniciativas formativas a las empresas en las que participaron más de 16.000 profesionales.

Además, la formación que ofrece TheCircularCampus es posible gracias a las alianzas que mantenemos desde Ecoembes con instituciones como el Instituto Superior del Medioambiente (ISM), la Universidad Politécnica de Madrid, la UNIR o San Telmo Business School, de cuya Cátedra de Sostenibilidad y Competitividad Empresarial formamos parte.

¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrenta Ecoembes en la actualidad?

Uno de los grandes desafíos es que es un momento de escalada normativa, con una legislación estatal sobre residuos compleja, que impacta en la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), al ampliar la obligación que ya tenían las empresas con los envases domésticos que introducen en el mercado, a los comerciales e industriales.

Otro reto es que ahora convivimos en un escenario con nuevos actores, lo que demandará un clima de colaboración, siempre con el foco puesto en dar el mejor servicio posible a nuestros clientes. Ecoembes seguirá trabajando para aportar valor a las empresas, dándoles una solución integral, experta y de calidad. Vamos a ofrecerles un único interlocutor para que puedan cumplir con la RAP para todos sus tipos de envases. Se trata de un entorno nuevo para ellas, por lo que queremos ponérselo fácil y ayudarles en este nuevo camino hacia la circularidad.

Además, la actual situación medioambiental de nuestro planeta exige que haya, cada vez, más y mejor reciclaje. Para conseguirlo vamos a apoyarnos en la innovación y la tecnología y trabajar de la mano de las administraciones públicas, que constituyen un aliado fundamental para conseguir los objetivos que, como país, debemos cumplir en materia de residuos y circularidad; las empresas, a quienes seguiremos aportando valor y; la ciudadanía. El reciclaje es clave en nuestro objetivo de lograr la circularidad plena de los envases, pero no es suficiente, por lo que es fundamental impulsar también las otras dos R: reducir y reutilizar.

En definitiva, desde Ecoembes tenemos que seguir adaptando nuestra organización y nuestra cultura a un contexto cambiante y mantenernos ágiles para ser capaces de responder de forma eficiente a todos estos retos.

¿Qué consejos daría, tanto a la ciudadanía como a empresas españolas, que quieren contribuir de manera efectiva a la sostenibilidad ambiental?

Vivimos en la sociedad del consumo rápido, del usar y tirar. Cada año se generan en España 478 kilos de basura por persona. Este dato es absolutamente desproporcionado y tenemos un grave problema como sociedad. Tenemos que reducir, en primer lugar, reutilizar y, por supuesto, seguir apostando por el reciclaje. Pero sobre todo cambiar de mentalidad, repensar nuestros hábitos de consumo mientras las empresas repiensan sus modelos de negocio para caminar verdaderamente hacia la circularidad.

Las empresas pueden ser cada vez más sostenibles responsabilizándose de los envases que ponen en el mercado y eco-diseñándolos para que cada vez tengan menos impacto ambiental. Ecoembes quiere estar ahí, a su lado, para ayudarlas a transitar por ese camino de transformación. En cuanto a la ciudadanía, la animamos a reducir y reutilizar, porque el mejor residuo es aquel que no se genera. Pero en los casos en que es inevitable generar un residuo, reciclar. Y hacerlo más y cada vez mejor, porque un pequeño gesto, como tirar en el contenedor amarillo una botella de plástico, inicia un movimiento imparable hacia la circularidad y esa botella puede acabar convirtiéndose, por ejemplo, en un jersey.

Nos enfrentamos a muchos grandes retos y la transición debe ser justa, además de ecológica. Por eso, la colaboración, y no la competición, debe ser la máxima para no dejar a nadie atrás, ni a empresas, ni a ciudadanos, ni a administraciones. Europa está escribiendo la hoja de ruta a largo plazo y debemos hacer hoy pensando en mañana.

SUSCRIBIRSE A «DATO, MATA RELATO»

                    SUBSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER
Te puede interesar
   
Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *