Una web de INFORMA D&B S.A.U. (S.M.E.)

Autónomos, Pymes y Emprendedores

Estas son las formas de financiación para startups que están moda

09 marzo, 2018

Uno de los principales problemas de las startups es el acceso a financiación. Internet ha fomentado el surgimiento de métodos alternativos que facilitan la obtención de capital para el desarrollo de los proyectos empresariales de los emprendedores. Y, aunque todas las formas de financiación para startups son válidas, no todas van a encajar bien con las necesidades de tu proyecto.

Business angel, confirming, crowdlending, factoring, etc. son varias las nuevas formas de financiación a disposición de los emprendedores. En este artículo te mostramos qué caracteriza a cada uno de ellas para que puedas escoger la que mejor se adapte a tus necesidades y posibilidades financieras.

Nuevas formas de financiación para startups

  1. Business Angel

Los ‘business angel’ son personas con amplio capital y ojo para los negocios, en constante búsqueda de proyectos y que suelen jugar un papel activo dentro de las startups, aportando su know-how y contactos para la generación de un retorno a medio plazo.

  1. Confirming

El confirming, o la cesión de pagos a proveedores, es un tipo de servicio financiero en el que se cede la gestión administrativa de los pagos a los proveedores a la entidad financiera, permitiendo ahorrarte los costes de gestión y disponer de ese dinero, quitando los intereses y comisiones de la entidad, antes de la fecha de vencimiento, generalmente de 60 días.

  1. Crowdfunding

El crowdfunding, también conocido como micro-mecenazgo, es un tipo de financiación colectiva normalmente recabada de manera online, por el que el emprendedor solicita financiación a todo aquel que pueda estar interesado en su proyecto a cambio de algún tipo de contraprestación relacionada con el proyecto, como su uso de forma gratuita.

El crowdfunding es uno de los métodos de financiación con mayor proyección, por lo que cada día el número de plataformas que facilitan el contacto entre emprendedores e inversores es mayor.

  1. Crowdlending

El crowdlending, o peer-to-business lending, conecta a las empresas que buscan financiación con los inversores en busca de proyectos a través de páginas especializadas, donde las empresas ofrecen una mayor rentabilidad o unos tipos de interés más altos a los inversores.

Su aplicación supone un ahorro sustancial de los costes financieros para las empresas y un mayor retorno para los inversores, de ahí que sea una de las nuevas vías de financiación más extendidas.

  1. Crowdsourcing

El crowdsourcing es un tipo de financiación basado en el outsourcing y el micro-mecenazgo en el que el emprendedor contrata un determinado servicio a un profesional especializado a través de un marketplace.

  1. Factoring

El factoring es la cesión de los derechos de cobro de los créditos comerciales de una empresa (facturas, recibos, pagarés, letras, etc.) en favor de una entidad bancaria, quien se encargará su gestión y asumirá el riesgo de la operación a cambio de una comisión y unos intereses, según el tiempo que falte hasta su vencimiento.

Bajo esta modalidad, podrás cobrar tus facturas, ahorrándote el riesgo de la operación y las gestiones de su recobro.

  1. Leasing financiero

El leasing financiero es un tipo de alquiler en el que intervienen tres figuras: el arrendador, que es la sociedad de leasing que financia el bien; el arrendatario, que es la empresa que firma el contrato de leasing y lo utiliza; y el distribuidor, que suministra el bien y cobra el precio del inmovilizado a la sociedad de leasing.

Los contratos de leasing te permiten hacer uso de los equipos a cambio de un coste mensual, por un plazo que va de 2 a 6 años para bienes de equipo, hasta los 10 días en el caso de los bienes inmuebles. Al finalizar dicho periodo, podrás devolver el bien o pagar el valor residual y quedártelo.

  1. Playfunding

Es una nueva forma de micro-mecenazgo en la que los emprendedores ganan dinero a cambio de la reproducción de anuncios.

  1. Renting o leasing operativo

El renting o leasing operativo es un tipo de alquiler que permite hacer uso de locales, vehículos, tecnologías e inmovilizado mediante un pago mensual.

En este tipo de contrato, la figura del distribuidor desaparece, siendo la entidad quien pone a tu disposición los equipos y cobra las cuotas mensuales por su cesión. Una de sus ventajas es que, generalmente, dentro de sus costes se incluye todo lo necesario para su funcionamiento, como el pago de impuestos y los costes de mantenimiento y reparación.

Además, una vez finalizado el contrato podrás cambiarlo por un contrato con equipos de las mismas características o quedártelo mediante el pago del valor residual, que suele coincidir con su valor de mercado.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *